Hooper en el desierto australiano

22 08 2017

En algún momento en mayo pasado nos sentamos frente al silicio en blanco y tecleamos lo que debía ser el epígrafe de una entrada: “Hooper en el desierto australiano”.  Así decía. Y, por algún motivo, eso fue todo lo que escribimos. Apenas un titular abandonado a su suerte por un texto en completa ausencia. Pero la crisis australiana es como esas series que llaman procedimentales: o sea, que las puedes agarrar y dejar por el episodio que quieras porque cada uno cuenta una historia con principio y fin; y porque el argumento general siempre está, más o menos, en el mismo punto. Y los personajes no cambian demasiado.

Suponemos -no resulta difícil la conjetura- que la frustrada tentativa que tenía por protagonista al 7 australiano vendría provocada por algún partido de Super Rugby; alguno de los muchos en los que constatamos lo solo que se ha quedado este hombre, Michael Hooper, en medio de un país tan grande. Tres meses después, nos sentamos a escribir de los Wallabies y ahí está el titular, aguardando a ser usado. Para qué buscar otro si este vale lo mismo. Incluso más, dado que al flanker lo acaban de hacer capitán. Y, sobre todo, después de que el sábado se comiera lo que diríamos un sable histórico.

Michael Hooper, vapuleado en su primer partido como nuevo capitán de los Wallabies.

Lee el resto de esta entrada »





Cheika, un hombre frente al caos

6 10 2015

Lo que está de moda estos días es hablar de Stuart Lancaster, de la dimensión del fracaso inglés y el futuro de su entrenador. Sin embargo, de eso ya hemos hablado de manera suficiente a lo largo de estos años de pretendida construcción. Y además: el partido en el que Inglaterra verdaderamente pierde el grupo fue contra Gales, no en éste frente a Australia: un equipo que ganó en Twickenham con una superioridad manifiesta, sólo comprometida durante algunos minutos por la entrada de Phipps y su desastrosa gestión del reciclaje y los pases en sus primeros minutos en el campo. Inglaterra no tuvo ninguna opción. Lo que hizo Australia fue exponer su estatura actual frente a la decadencia del rival. Por eso merece la pena hablar de los Wallabies. En pocos meses han ganado el Rugby Championship, el sábado se cargaron a Inglaterra de su propia RWC jugando el mejor rugby que se ha visto en el torneo hasta ahora y, de repente, todo el mundo piensa si el tapado no serán ellos. ¿Y todo esto quién lo explica? Aunque no es el único, parece inevitable que lo haga un nombre: Michael Cheika.

Michael Cheika arenga a sus hombres antes del partido con Inglaterra del pasado sábado, una victoria que resume la transformación de los Wallabies con el entrenador de los Waratahs.

Michael Cheika arenga a sus hombres antes del partido con Inglaterra del pasado sábado, una victoria que resume la transformación de los Wallabies con el entrenador de los Waratahs.

Lee el resto de esta entrada »