Depredadores y carroñeros

12 03 2014

Si no fuera por aquel ensayo de Fickou, a la Inglaterra de Stuart Lancaster esta semana todos los caminos la conducirían a Roma y, de paso, al Grand Slam. Esa distancia mínima, la que significan diez minutos de despiste, de paso atrás, de equivocaciones de un entrenador en los cambios… de ausencia de Danny Care (¿por qué no decirlo si ha sido el hombre más importante de Inglaterra? Sólo eso. El único tramo en todo el torneo en el que el equipo de la Rosa ha rebajado su habitual rigor defensivo. Pero ocurrió. Y así sucede que Irlanda, el mejor equipo libra por libra de este Seis Naciones, tiene en su mano el título. Y se lo discute Inglaterra: al cabo, los dos equipos que se han distinguido por jugar con más compromiso, sacrificio y deseo: dos bloques que nos recuerdan que, al margen de tácticas, influencia de entrenadores, calidad en el campo y circunstanciales fortunas, el rugby sigue siendo sobre todo un deporte para hombres hambrientos. Como siempre, como ya dijimos la semana pasada, con el permiso de Francia. La Francia inexplicable. La Francia incorregida. La Francia indultada por los errores de Escocia. Esta La Francia peligrosa. O sea, la Francia de Huguet. Francia envilecida, diagnóstico que luego razonaremos.

Yoann Huguet esprinta de lado a lado del campo para anotar el ensayo que, previo error escocés, le daría al equipo de Saint André la victoria en Murrayfield.

Yoann Huguet esprinta de lado a lado del campo para anotar el ensayo que, previo error escocés, le daría al equipo de Saint André la victoria en Murrayfield.

Lee el resto de esta entrada »





British and Irish Dragons

5 07 2013

De regreso de su encuentro el sábado pasado con los Crusaders, Dan Carter escribió en Twitter: “Acabo de ver el resultado de Australia contra los Lions: el tercer partido va a ser épico”. No le faltaba razón al apertura All Black pero, a estas alturas de la extensa gira de los Lions, ya sabemos que el término épico tiene mucho de hype periodístico o de entusiasmo historicista. A Carter se le ocurrió preguntar: “¿Ha sido un buen partido?”. Y algunos no nos resistimos a contestarle, desde luego con un categórico juicio: “Aburrido”. Fue general: “Terriblemente aburrido durante los primeros 65 minutos. Demasiado silbato. Los últimos 15 estuvieron muy bien, sin embargo”, afirmaba una interlocutora de Carter. “Demasiado táctico y cerrado como para que fluyera el juego. Pero emocionante…”, matizó otro. El último fue el que hizo reír a Dan Carter: “Lo mejor fue ver a North ser placado por y luego llevarse puesto a Folau”. Y adjuntaba imagen. “Jajaja, brillante…”, concedió la estrella neozelandesa.

George North, en posesión de la pelota y en ataque, se lleva puesto a Folau, el exuberante ala de los Wallabies, después de que el australiano intentara placarlo. [Foto: Getty Images].

George North, en posesión de la pelota y en ataque, se lleva puesto a Folau, el exuberante ala de los Wallabies, después de que el australiano intentara placarlo. [Foto: Getty Images].

Lee el resto de esta entrada »





Wilkinson aún es el número 1(0)

30 04 2013

La imagen fue tan hermosa que obliga a reducir al mínimo las palabras. Lo imprescindible para quien no la viera en directo, en el colofón de un partido vibrante que corona los duelos que habían construido un extraordinario relato. El de los Saracens, equipo aspirante a la doble corona Premiership inglesa / Copa de Europa, dominador de su competición doméstica con un estilo metálico; y Toulon, equipo auspiciado por la fortuna de Mourad Boudjellal, dirigido por el siempre controvertido Bernard Laporte, precipitado de estrellas pero capaz de ir mucho más allá del pie (a menudo decisivo, especialmente estas últimas semanas, de Wilkinson): Sobre todo, y aunque sobre el campo se reuniesen tantos otros jugadores formidables, el partido fue construido mediáticamente alrededor duelo entre Jonny Wilkinson contra Owen Farrell: la dialéctica generacional entre los dos números 10, el enfrentamiento de dos francotiradores privilegiados, la semifinal de la Heineken Cup. Desde luego el regreso de Wilkinson a la catedral de Twickenham. Y, por supuesto, la convocatoria de los British & Irish Lions, que ha salido hace poco rato y no tiene a Jonny Wilkinson en sus filas. Pero sí a Farrell. Los medios de apertura en la gira por Australia en junio serán él y el indiscutible dominador actual de la posición en el Hemisferio Norte: Jonathan Sexton. Ésta es la lista completa, con Sam Warburton de capitán (decisión controvertida y arriesgada), con Brian O’Driscoll y Paul O’Connell en su último gran servicio para la causa. Wilkinson no está, como era de prever. Pero, antes de la decision de Gatland, dejó una última actuación portentosa y una imagen bellísima, por ajustada, que es objeto de esta reflexión. Porque cuenta toda la historia y remite -aun en la distancia temporal y objetiva- al célebre drop de para ganar el Mundial de 2003; y porque revela hasta qué punto, de modo consciente o inconsciente, los dos protagonistas asumen su papel en la tremenda narración de las últimas semanas. Y en su desenlace. La imagen es ésta, desglosada en secuencia:

Wilko1

Lee el resto de esta entrada »