Misa negra

25 08 2016

No parece necesario entretener el tiempo en construir otro panegírico acerca del maravilloso rugby que está jugando el equipo de Steve Hansen. Porque ya van unos cuantos y, al final, los diagnósticos y las conclusiones o se parecen mucho o inciden en detalles que ya sabíamos. El mundo ya sospecha que por donde pasan los All Blacks no vuelve a crecer la hierba. La primera jornada del Rugby Championship expresó con la misma claridad el estado sublime del rugby neozelandés y la reunión de incertidumbres que acosan a los demás.

Todo se pareció bastante o funcionó como una versión de lo visto en el Super Rugby. Hay un confuso desierto en Australia; una idea esperanzadora aunque todavía muy imperfecta en Sudáfrica; y ese punto impreciso de Argentina, en el que no sabemos si se aprecia lo suficiente un cambio que es básico: los Pumas ya no juegan mirando de abajo arriba a sus rivales ni aspiran a derrotas dignas. Con todas sus deficiencias, ahora juegan de igual a igual y a ganar. Lograrlo o no es otra historia: se llama competición.

Jerome Kaino, desafiante entre Cane y Aaron Smith, tras taparle a Foley una patada y entrar en el ensayo.

Kaino, desafiante entre Cane y Aaron Smith, le tapó una patada a Foley y se fue al ensayo.

Lee el resto de esta entrada »





Australia y la paradoja defensiva

26 10 2015

Australia impuso frente a Argentina la paradoja de la defensa: ganar el partido habiendo metido cuatro ensayos y que a todo el que lo vea le quede la nítida sensación de que la base de la victoria no estuvo en el ataque, sino en la defensa. Atacar defendiendo, con una línea de presión agresiva, velocísima en la subida, cortando en origen el juego expansivo de los Pumas a través de un exhaustivo estudio de sus movimientos con la pelota. Sobre todo, los que nacen en el fondo del propio campo. Si Sudáfrica se alejó de cualquier posibilidad al defender siempre en su campo, los Wallabies hicieron exactamente lo contrario. A partir de ese concepto estratégico de Michael Cheika, ejecutado de maravilla por su equipo, Australia golpeó de forma quirúrgica y castigó cada error albiceleste. Antes de 10 minutos había anotado dos ensayos. Después, obligó a los Pumas a un larguísimo regreso, al que el equipo de Daniel Hourcade le puso durante la segunda parte todo el corazón de siempre, pero mucha menor capacidad de amenaza de la que tuvo el resto del Mundial. De algún modo, nada le salió derecho a Argentina; eso es cierto, pero tuvo mucho que ver que, en realidad, el partido se lo volcó el equipo de Cheika. Ha sido un gran torneo de los albicelestes, a los que todavía les queda lo que sería, para ellos, un premio mayor: el tercer puesto. Mientras, Australia completa el gran renacimiento en apenas un año, desde que el ex técnico de los Waratahs tomó a su cargo el gallinero y lo convirtió en una partida de caza. Les queda su pieza preferida. El enemigo oceánico.

David Pocock, el mejor jugador de esta RWC hasta la fecha, en una imagen de desafío en su último partido contra los All Blacks, en la Bledisloe Cup del pasado verano. Los dos grandes enemigos se jugarán, por primera vez, la Copa Webb Ellis.

David Pocock, el mejor jugador de esta RWC hasta la fecha, en una imagen de desafío en su último partido contra los All Blacks, en la Bledisloe Cup del pasado verano. Los dos grandes enemigos se jugarán, por primera vez, la Copa Webb Ellis.

Lee el resto de esta entrada »





Black is black

24 09 2015

La elegancia del uniforme negro de Nueva Zelanda se ha visto resaltada todavía más en esta RWC15 con la línea Blackout que adidas, la marca que viste a los kiwis, lanzó para la Copa del Mundo. La idea era producir un apagón (significado en inglés del término), no tanto en el juego del equipo, claro, sino en el subrayado de la amenazante prestancia del rugby de los All Blacks, al vestirlos con el uniforme más negro de toda su historia. Han quedado atrás las reticencias de aquellos días en que AIG anunció que su logo publicitario cubriría el pecho de la camiseta y la integración parece más elegante que nunca con la desaparición del cuello blanco que vimos en modelos precedentes y, sobre todo, el gris plata de la marca de seguros que patrocina a los neozelandeses. Sin embargo, la gran atracción de su primer partido contra Argentina fue el detalle de que todos los jugadores calzaran botas completamente negras, una rareza en los tiempos de colores rutilantes en los que las marcas diseñan hoy sus colecciones y que constituye otra acción de márketing, asociada a la marca All Black, donde nadie pierde detalle. La fuerza del negro. Force of black.

Lee el resto de esta entrada »





Nathan Charles: esperanza de vida

21 08 2014

Si Nathan Charles cumpliese la estadística, estaría muerto a los 37 años. Si los médicos hubieran acertado con la predicción que les hicieron a sus padres, no habría llegado a los 10 de vida. Si Charles no constituyese, como dijo su entrenador Ewen McKenzie, “un desafío a la lógica y a la ciencia”, no sería el primer y único deportista de élite conocido por practicar una disciplina de contacto y de la exigencia del rugby con una enfermedad de tal calibre. A Nathan Charles, el talonador australiano, le diagnosticaron fibrosis quística cuando era un bebé de tres meses: una patología genética, degenerativa y sin cura conocida, potencialmente mortal y primera causa de fallecimiento infantil en condiciones de este tipo en Australia. Un niño diagnosticado no suele alcanzar los 10 años. La esperanza de vida para los adultos, aseguran las cifras, son 37. Nathan Charles tiene 25: el sábado, en el segundo partido con Nueva Zelanda en Eden Park, volverá a dirigir la melé wallaby y a lanzar las touches.

Nathan Charles, talonador del Western Force en el Super Rugby, ahora titular con el 2 de Australia por las lesiones de Stephen Moore y Polota-Nau: un caso médico asombroso. Un ejemplo humano.

Nathan Charles, talonador del Western Force en el Super Rugby, ahora titular con el 2 de Australia por las lesiones de Stephen Moore y Polota-Nau: un caso médico asombroso. Un ejemplo humano.

Lee el resto de esta entrada »





¿Debería Australia aprender de los Pumas?

9 09 2013

Puede que haya llegado el momento de que alguien se siente en una mesa (ese alguien bien podría ser Ewen McKenzie, el seleccionador) y, ante la evidencia de las pruebas reunidas, admita: “Es oficial, los Wallabies están en un laberinto“. Sudáfrica le pasó por encima a Australia el sábado, ante su propia gente, en la tercera jornada del Rugby Championship. Y si se dice le pasó por encima, no es sólo que lo superó deportivamente (el resultado de 12-38 no ofrece dudas), sino que le pasó por encima, de forma literal. Como una aplanadora. Como una hormigonera. Como una picadora de carne. Y lo hizo despacio, sin alardes exhibicionistas, a la manera surafricana, reduciendo al contrario con paciente brutalidad, en cada contacto; una superioridad física expresa segundo a segundo del partido y que asfixió durante una hora la resistencia australiana, hasta las explosiones finales en forma de ensayo: Le Roux, también desde el ala, y Kirchner. Suráfrica es ahora mismo un equipo constrictor, de los que te vacía de aire a puro tortazo. Pero hay otra cuestión que salta a la vista: Australia, hoy por hoy, no está preparada para asumir la demoledora exigencia física del rugby de sus rivales.

Kieran Read descarga de forma maravillosa el balón para ensayo de Savea, con el medio de melé Landajo en un intento de detener la marca. AFP PHOTO / Michael Bradley

Kieran Read descarga de forma maravillosa el balón para ensayo de Savea, con el medio de melé Landajo en un intento de detener la marca. AFP PHOTO / Michael Bradley

Lee el resto de esta entrada »





British and Irish Dragons

5 07 2013

De regreso de su encuentro el sábado pasado con los Crusaders, Dan Carter escribió en Twitter: “Acabo de ver el resultado de Australia contra los Lions: el tercer partido va a ser épico”. No le faltaba razón al apertura All Black pero, a estas alturas de la extensa gira de los Lions, ya sabemos que el término épico tiene mucho de hype periodístico o de entusiasmo historicista. A Carter se le ocurrió preguntar: “¿Ha sido un buen partido?”. Y algunos no nos resistimos a contestarle, desde luego con un categórico juicio: “Aburrido”. Fue general: “Terriblemente aburrido durante los primeros 65 minutos. Demasiado silbato. Los últimos 15 estuvieron muy bien, sin embargo”, afirmaba una interlocutora de Carter. “Demasiado táctico y cerrado como para que fluyera el juego. Pero emocionante…”, matizó otro. El último fue el que hizo reír a Dan Carter: “Lo mejor fue ver a North ser placado por y luego llevarse puesto a Folau”. Y adjuntaba imagen. “Jajaja, brillante…”, concedió la estrella neozelandesa.

George North, en posesión de la pelota y en ataque, se lleva puesto a Folau, el exuberante ala de los Wallabies, después de que el australiano intentara placarlo. [Foto: Getty Images].

George North, en posesión de la pelota y en ataque, se lleva puesto a Folau, el exuberante ala de los Wallabies, después de que el australiano intentara placarlo. [Foto: Getty Images].

Lee el resto de esta entrada »