Inglaterra y la otra Inglaterra

2 12 2014

Inglaterra siempre nos deja la impresión de mejorar en una medida directamente proporcional al alejamiento que Stuart Lancaster haga de sus presupuestos iniciales. Si analizamos los cuatro partidos que ha jugado la Rosa en este mes de noviembre (derrotas ajustadas con Nueva Zelanda (21-24) y Suráfrica (28-31); victorias ante Samoa (28-9) y Australia (26-17), podemos dibujar esa línea de fuga: rehízo su medio campo desde la combinación inicial (Eastmond / Barritt) hasta llegar a la final (Twelvetrees / Barritt), pasando por la prueba de Owen Farrell en el 12 contra Samoa, recuperada en el tramo final del encuentro con Australia. Billy Vunipola, indiscutible número 8 de la última etapa, quedó ensombrecido por la agresividad finalizadora de Ben Morgan, un tipo que desequilibra cuando embiste. Es verdad que el relevo de Vunipola se debió a una conmoción en partido de la Premiership con los Saracens, pero aun así la impresión de poderío de Ben Morgan parece diferencial: ensayó contra Suráfrica y repitió con los Wallabies, dos veces. Seguramente fue, con varios pasajes de Tom Wood y, sobre todo, con el creciente Courtney Lawes, lo mejor de una delantera que aún es (pese a las notabilísimas ausencias de Dan Cole, Corbisiero, Launchbury, Parling o Tom Croft), el motor fundamental inglés.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




El día del asesino silencioso

25 02 2014

De todos los momentos de pura vibración que compusieron el tremendo partido entre Inglaterra e Irlanda, y de los jugadores que los produjeron, uno se queda con el que nos dejó ese muchacho colosal al que veteranos de su país como Dallaglio o Vickery llaman el asesino silencioso: aka Joe Launchbury. Inglaterra defendía un ajustado 13-10 en unos últimos minutos en que cada acción constituía un borboteo de agresividad ofensiva de Irlanda, que armaba tumultuosos moles y lanzaba a los hombres de su medio campo como kamikazes. Todo lo que sucedía a esas horas tenía el grosor de lo decisivo. Cuando Dave Kearney, el ala irlandés, escapó campo abajo por el callejón abierto del once, a Twickenham lo debió atravesar un escalofrío colectivo. Era una carrera de ensayo. Tal vez un contrapié frente a Mike Brown, que venía a cerrar. Después una descarga… y la superioridad para la marca. El triunfo del equipo de Joe Schmidt. La Triple Corona. Casi diríamos que el torneo y una porción muy grande de un Grand Slam. Pero nada de eso ocurrió. Lo único que ocurrió, de manera memorable, fue que Launchbury hizo un placaje demencial por maravilloso.

Launchbury, en el instante de golpear la pierna de Dave Kearney en un extraordinario placaje francés y evitar, en los instantes finales del partido, la victoria irlandesa.

Launchbury, en el instante de golpear la pierna de Dave Kearney en un extraordinario placaje francés y evitar, en los instantes finales del partido, la victoria irlandesa.

Lee el resto de esta entrada »





Camino a Cardiff… o a ninguna parte

18 10 2013

La Heineken Cup dio comienzo el pasado fin de semana, pero la batalla en Europa hace tiempo que está en marcha, como ya contamos hace ahora un año. Los sucesivos plazos de negociación se cumplieron sin acuerdo y los clubes del Top14 y la Premiership anunciaron que el año próximo montarán una competición paralela, a la que invitan al resto. Los argumentos, los de siempre: el agravio que franceses e ingleses denuncian por parte de los clubes de la Pro12, clasificados de forma directa para la competición, y lo que consideran un reparto injusto de los ingresos. También por allá afuera hay tensiones con los modelos de financiación.

Bakkies Botha y Jonny Wilkinson, en el centro de la celebración del título europeo de Toulon, el año pasado: la Heineken Cup, una competición repleta de estímulos, acaba de comenzar con partidos estupendos en el campo y una incierta y larga batalla de fondo en los despachos.

Bakkies Botha y Jonny Wilkinson, en el centro de la celebración del título europeo de Toulon, el año pasado: la Heineken Cup, una competición repleta de estímulos, acaba de comenzar con partidos estupendos en el campo y una incierta y larga batalla de fondo en los despachos.

Lee el resto de esta entrada »