Argentina: el rugby de todo un país

29 03 2016

Una de las escasas razones que existen para madrugar es irte a jugar un partido de rugby. No falta en casa quien asegura que jamás hemos madrugado para ninguna otra cosa. Con razón. En los últimos tiempos se añadió una más, que proviene de la misma raíz: saltar de la cama cuando raya el alba para ponernos a ver partidos del Super Rugby. El radical desfase horario permite, mientras mojas galletas en café instantáneo, mirar el exuberante ritmo de juego de equipos neozelandeses y australianos, que a esa hora agotan su tarde austral. Es un espectáculo vitamínico. Y conveniente si has de jugar tú mismo unas horas más tarde… o salir a correr de buena mañana, porque el rugby de feliz desafuero técnico y atlético que practica esa gente te sube las pulsaciones de inmediato. Este año, con la incorporación de los Sunwolves japoneses y de los Jaguares de Argentina a la competición de franquicias del Hemisferio Sur, el reloj mundial se nos ha llenado de rugby a cualquier hora. Los últimos sábados ingresamos en la incierta madrugada del domingo mirando a los chicos del capitán Agustín Creevy frente a Chiefs Stormers en la cancha de Vélez Sarsfield. Es la vida a palos. La enfermedad de Ellis a tiempo completo.

Los Jaguares festejan la histórica y vibrante remontada para ganar a los Cheetahs en su debut en el Super Rugby.

Los Jaguares festejan la histórica remontada para ganar a los Cheetahs en su debut.

Lee el resto de esta entrada »