El laberinto del Minotauro

13 11 2015

Resulta imposible explicar la Champions Cup que da comienzo esta tarde sin enfocarla desde la expectativa de derrocamiento del campeón, RC Toulonnais, vulgo Toulon. Sus tres títulos consecutivos y la operación de refuerzo del pasado verano insisten en la idea de que no se puede señalar a ningún otro favorito más allá de ese equipo de súperheroes que se ha montado el gran magnate del cómic en el hexágono, Mourad Boudjellal. Visto desde esa perspectiva, este torneo máximo del continente parece una batalla de la galaxia tolonesa contra el mundo oval, encarnado en una multitud de formas distintas de entender el juego. Hasta se diría que la propia competición y las circunstancias quisieran poner a prueba la capacidad de resistencia del RCT, y han conspirado para construirle un grupo mortal, en el que los franceses tendrán que medirse con la anterior dinastía de la Copa de Europa, los irlandeses de Leinster, y con dos de los ingleses en plena emergencia: Bath -su primer rival este domingo en el Stade Mayol– y los audaces muchachos de los Wasps. A cuartos sólo pasan los primeros de cada uno de los cinco grupos de los que se compone el torneo en esta primera fase, y los tres mejores segundos. ¿Hay opciones de que Toulon se quede fuera a la primera? Hay quien piensa que sí.

Toulon festeja con motivo su tricampeonato europeo: el gran desafío del rugby continental de clubes, la Champions Cup, arranca esta misma noche.

Toulon festeja con motivo su tricampeonato europeo: el gran desafío del rugby continental de clubes, la Champions Cup, arranca esta misma noche.

Lee el resto de esta entrada »





El Eden en llamas

12 09 2013

Los neozelandeses parecen a simple vista un pueblo de carácter expansivo, con esa traza exuberante del gen oceánico que de modo tan preciso encarna su modo de jugar al rugby. Si alguien nos pide que definamos a un surafricano (siempre desde el punto de vista del rugby, para no hacer antropología barata), seguramente pensaremos en alguien adusto, duro como un pedernal, aferrado a sus convicciones, quizás con una huella centroeuropea expresa en su tenaz determinación. Pendenciero y peleador si llega el caso; y deseando que llegue… Todo eso viene resumido en el modo en que uno y otro equipo han definido el partido que van a jugar este sábado: “Es el partido más importante desde la final de la Copa del Mundo, los Boks son nuestro mayor reto”, han subrayado en el campamento neozelandés. “Es el partido más importante en la etapa de Meyer”, rebajan el tono del lado bokke, donde el entrenador ha alimentado el perfil de aspirante de forma deliberada. Es, para cualquiera que lo mire desde fuera, EL partido: y, en una perspectiva más amplia o un exceso profético, el arranque de un duelo que culminaría en el Mundial de 2015. En juego, la vigencia del reinado All Black.

dagg

Lee el resto de esta entrada »