JDV, el hombre que fue rugby

29 09 2015

Todo se resume en el desgarrador grito. Un lamento gutural que se impone a las turbadoras imágenes y que revela el espanto de una lesión pavorosa: “De inmediato supe que era grave, estaba boca arriba y tenía el pie al lado de la oreja”. Tenía que serlo y Jean de Villiers lo sabía de sobra, porque muy pocos jugadores han soportado a lo largo de su carrera un sumario de lesiones tan extenso como el del capitán de los Springboks. Y tan inoportunas. En el último partido de los tests de noviembre pasado, en Cardiff, De Villiers se destrozó la rodilla. Su tremenda recuperación, a tiempo para entrar entre los 31 elegidos de Heineke Meyer para esta RWC15, fue objeto de un estupendo documental en tres capítulos titulado Jean de Villiers. The Road to Recovery. El relato de un arduo proceso de rehabilitación física y psicológica, ordenado a partir de los testimonios del jugador, de su familia, los compañeros, el equipo de fisios, doctores y recuperadores de la selección de Sudáfrica y de los Stormers, leyendas del rugby springbok y periodistas. Una película de casi hora y media pensada para la glorificación del triunfo de la voluntad, cuyo epílogo ha sido tan cruel que ningún guionista hubiera podido imaginarlo: después de completar su portentoso camino a la recuperación, Jean de Villiers está fuera de la Copa del Mundo (otra vez, y ésta es para siempre) por la segunda fractura de mandíbula en pocos meses. Nada más conocer el alcance de la lesión, De Villiers hizo pública su retirada del rugby internacional.

Jean de Villiers, el capitán springbok, en una imagen íntima junto a una de sus hijas, en el documental Road to Recovery.

Jean de Villiers, el capitán springbok, en una imagen íntima junto a una de sus hijas, en el documental Road to Recovery.

Lee el resto de esta entrada »