Black is black

24 09 2015

La elegancia del uniforme negro de Nueva Zelanda se ha visto resaltada todavía más en esta RWC15 con la línea Blackout que adidas, la marca que viste a los kiwis, lanzó para la Copa del Mundo. La idea era producir un apagón (significado en inglés del término), no tanto en el juego del equipo, claro, sino en el subrayado de la amenazante prestancia del rugby de los All Blacks, al vestirlos con el uniforme más negro de toda su historia. Han quedado atrás las reticencias de aquellos días en que AIG anunció que su logo publicitario cubriría el pecho de la camiseta y la integración parece más elegante que nunca con la desaparición del cuello blanco que vimos en modelos precedentes y, sobre todo, el gris plata de la marca de seguros que patrocina a los neozelandeses. Sin embargo, la gran atracción de su primer partido contra Argentina fue el detalle de que todos los jugadores calzaran botas completamente negras, una rareza en los tiempos de colores rutilantes en los que las marcas diseñan hoy sus colecciones y que constituye otra acción de márketing, asociada a la marca All Black, donde nadie pierde detalle. La fuerza del negro. Force of black.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios