Mark McCall y el caso Saracens

18 05 2017

En no pocas ocasiones hemos hablado del carácter industrioso del rugby de Saracens y de su prosaica concepción del juego. Salvo a sus incondicionales, el equipo de Mark McCall emociona tan poco como una máquina troqueladora. Pero a veces, como sabemos desde Steve Jobs, la tecnología también puede ser sexy. Y hay un cierto appeal en un artilugio complejo que funciona con la fácil suavidad de un fluido. La victoria ante Clermont y el segundo título europeo consecutivo -y, en realidad, su rendimiento creciente desde hace año y medio- nos permite revisar el prejuicio acerca del equipo londinense y del propio término industrioso, y proyectar una imagen algo más justa con el que hoy es, dicho en términos absolutos porque así lo merece, el mejor equipo del continente.

El desorden del éxtasis: los Saracens levantan su segunda Champions Cup.

Leer el resto de esta entrada »





Un cadáver a los postres

25 09 2015

Al choque de este sábado entre Inglaterra Gales le falta el resultado, que viene a ser lo único de verdad sustancial, pero es uno de esos partidos precedidos por una anticipación tan exagerada que parecen haberse disputado antes incluso de que la pelota se ponga en juego. El hype está justificado. Primero porque todo el mundo sospecha que el cadáver que va a dejar este Grupo A de la RWC15 se sentará mañana en uno de los dos boxes en la que los entrenadores y sus ayudantes siguen sus partidos: el de Stuart Lancaster por el lado de la Rosa, el de Warren Gatland en el campamento galés. ¿Alguien ve a los Wallabies eliminados? El segundo motivo de la expectación, y no menor, tiene que ver con el estado de dudas que rodea a ambos equipos (por el juego en Inglaterra; por las lesiones continuadas -y también un poco bastante el juego- en Gales), y con las elecciones de Lancaster, que es donde se ha centrado el meollo de la tremenda discusión levantada estos últimos días en el amplísimo y profundo entorno del rugby inglés: Farrell por Ford, Burgess como primer centro y Barritt de segundo en relevo de la -muy importante por su impacto- lesión de Jonathan Joseph. Auscultemos el estado de los enfermos antes de que, pasado mañana, comience el examen post mortem.

Gatland y Lancaster, en una imagen de ambos en los vestuarios antes de un enfrentamiento en el 6 Naciones: el partido de este sábado puede definir sus carreras como seleccionadores.

Gatland y Lancaster, en una imagen de ambos en los vestuarios antes de un enfrentamiento en el 6 Naciones: el partido de este sábado puede definir sus carreras como seleccionadores.

Leer el resto de esta entrada »





Lancaster hace, Lancaster deshace

4 02 2014

La tendencia a explicar los equipos de rugby a través de las decisiones de sus entrenadores es cada vez más frecuente. Más en las competiciones de clubes que en las selecciones, desde luego, pero está claro que la figura del entrenador, que tenía un papel secundario en el rugby clásico, va sumando preponderancia en los tiempos modernos. Ahora están bajo los focos. Esto también era así en los orígenes del fútbol y sabemos bien a dónde ha llegado la cosa. El rugby lleva décadas de retraso en su evolución y resulta fácil constatar que el progreso no siempre es lo que nos gustaría… Hablamos, claro, de Stuart Lancaster. Puede que el trabajo del entrenador inglés sólo sea posible juzgarlo en 2015, desde la perspectiva que nos ofrecerá la Copa del Mundo. Porque a cada momento Lancaster, y sus decisiones, nos recuerdan que está construyendo un equipo para esa cita. De cuando en cuando, las cifras lo subrayan, por si alguien lo pierde de vista: este fin de semana, ante Francia, la media de caps del XV de la Rosa era 13. O sea, nada. En este Le Crunch 2014 debutaron dos hombres más: el ala Nowell y el segundo centro Burrell. Cierto que las lesiones intervienen y que Lancaster se ha decidido (por fin) a revisar algunos nombres de su equipo base. Pero la juventud ha sido una tendencia constante, una característica básica del equipo inglés en los últimos años.

gael-fickou

Fickou apoya el ensayo que le dio la victoria a Francia, una jugada en el minuto 77 que le daba la vuelta a la larga remontada de Inglaterra. El equipo de Lancaster no supo ni culminar su ventaja ni defenderla, después de haber acumulado muchos méritos a lo largo del partido.

Leer el resto de esta entrada »





La Inglaterra de los Vunipola

1 11 2013

Rebasado el cambio de hora, la noche de las brujas y los veranillos tardíos de otoño, noviembre es el mes que abre la puerta a un tiempo largo de oscuridad. En todos los sentidos: hay que empezar a darse prisa con la lotería de los clubes, que siempre va fuera de plazo, y en los lineales de los supermercados asoman ya sin remedio las tabletas de turrón de la campaña que viene. Si no fuera por los bigotes (de pelusilla, rectilíneos, charlotescos o los envidiadísimos de herradura) y por el rugby, no habría forma de levantar un mes así. Los bigotes movemberianos y el rugby, que en estas semanas sale de gira. Los chicos del sur cruzan el globo de camino al norte y acaban la temporada retando a las potencias boreales, que se están preparando para las tradicionales conflagraciones del nuevo año. La invitación al baile se hace generalizada con los programas de integración en la élite de los test matches por parte de la IRB: si no nos fallan las cuentas y aún sabemos calcular con los dedos, nos esperan 42 partidos en los próximos cinco fines de semana. Entre ellos, los dos de la nueva España afrancesada de Santiago Santos (de la que nos ocuparemos más adelante y en particular) en Chile y Uruguay, más la visita a Madrid de Japón. Precisamente en casa de los nipones voladores abren noviembre los All Blacks, este sábado a las 14:00 horas en Tokyo (es decir, las seis de la mañana en este confín); y por la tarde, el primer gran clásico: Inglaterra recibe a Australia en Twickenham (15:30 hora española). La Inglaterra de los Vunipola, vale decir… Un equipo que busca el eslabón perdido de su juego en el melting-pot de la sociedad británica y allá donde alcancen los límites del imperio de su profuso rugby formativo: en unos chicos tonganos educados en Gales, en un velocista caribeño de Santa Lucía, en algunos tránsfugas del código league (Joel Tomkins es el último en alcanzar la selección) o en varios clásicos recientes, jóvenes que protagonizan en los dos últimos años el proceso de renovación del lampedusiano Lancaster: cambiar para que nada cambie.

La familia Vunipola: Billy, número 8 de Inglaterra; de pie Fe'ao, 32 veces internacional y capitán de Tonga en sus días; la madre, Iesinga, reverenda metodista; y Mako, pilar izquierda, British&Irish Lion en la última gira con Australia.

La familia Vunipola: Billy, número 8 de Inglaterra; de pie Fe’ao, 32 veces internacional y capitán de Tonga en sus días; la madre, Iesinga, reverenda metodista; y Mako, pilar izquierda, British&Irish Lion en la última gira con Australia.

Leer el resto de esta entrada »