El laberinto del Minotauro

13 11 2015

Resulta imposible explicar la Champions Cup que da comienzo esta tarde sin enfocarla desde la expectativa de derrocamiento del campeón, RC Toulonnais, vulgo Toulon. Sus tres títulos consecutivos y la operación de refuerzo del pasado verano insisten en la idea de que no se puede señalar a ningún otro favorito más allá de ese equipo de súperheroes que se ha montado el gran magnate del cómic en el hexágono, Mourad Boudjellal. Visto desde esa perspectiva, este torneo máximo del continente parece una batalla de la galaxia tolonesa contra el mundo oval, encarnado en una multitud de formas distintas de entender el juego. Hasta se diría que la propia competición y las circunstancias quisieran poner a prueba la capacidad de resistencia del RCT, y han conspirado para construirle un grupo mortal, en el que los franceses tendrán que medirse con la anterior dinastía de la Copa de Europa, los irlandeses de Leinster, y con dos de los ingleses en plena emergencia: Bath -su primer rival este domingo en el Stade Mayol– y los audaces muchachos de los Wasps. A cuartos sólo pasan los primeros de cada uno de los cinco grupos de los que se compone el torneo en esta primera fase, y los tres mejores segundos. ¿Hay opciones de que Toulon se quede fuera a la primera? Hay quien piensa que sí.

Toulon festeja con motivo su tricampeonato europeo: el gran desafío del rugby continental de clubes, la Champions Cup, arranca esta misma noche.

Toulon festeja con motivo su tricampeonato europeo: el gran desafío del rugby continental de clubes, la Champions Cup, arranca esta misma noche.

Desde luego, tal pronóstico resulta osado cuando uno mira la colección de cromos que ha incorporado este verano Boudjellal. Vamos a listar las incorporaciones y salidas, a ver si no nos dejamos ninguna: Nonu, Maafu, Manoa, Quade Cooper, Paul O’Connell, Vermeulen, Matt Stevens, Leigh Halfpenny y Tom Taylor por lo que se refiere al mercado exterior. Además del regreso de James O’Connor, liberado este año para jugar en Queensland Reds y en Australia, cosa que no consiguió, y ya de vuelta en Francia; y desde otros equipos franceses han llegado Pélissié, Lassalle, Boughanmi, Caminati, Etrillard y, last but not least, Charles Ollivon. Por si faltaban ochos o terceras líneas. Y se fueron Bakkies Botha, Carl Hayman Ali Williams (retirados los tres), Michael Claessens, Durand, Chris Massoe (fichado por Racing 92), Nico Sánchez (contratado por la nueva franquicia argentina para el Super 15), Rudi Wulf y David Smith (los dos a Castres) y Castrogiovanni (enrolado también en Racing 92). Racing viene a ser la versión aproximativa de Toulon en la capital… pero con peores resultados y mucho peor juego, hasta donde yo los he visto. En Montpellier, el señor Jack White anda construyendo otra torre de Babel, aunque en la suya empieza a dominar el sudafricano como arquetipo.

El asunto del rugby francés de clubes da para mucho, pero por el momento solo nos fijaremos en Toulon. La plantilla completa es, contando a los que ya estaban y siguen, una reunión casi demencial de estrellas, un aluvión de galácticos que parece más un equipo de invitación, tipo los Barbarians, que un efectivo para disputar -y encima no ganar las dos- la Champions Cup y el Top14 francés. Y, sin embargo, a pesar de su inmensa capacidad de cambiar jugadores sin rebajar el nivel de un partido a otro, a Toulon le aparecen grietas más que ocasionales en el juego y en el resultado: en 2012 perdió la final del campeonato francés contra Toulouse, en 2013 frente a Castres y, en 2015, contra el Stade Français. A ver si va a resultar que el gran reto de Boudjellal no consiste en dominar el continente, sino en someter a los galos…

Gorgodze, uno de los fichajes del año pasado en Toulon, donde la segunda y la tercera línea componen un retablo de estrellas de calidad física y deportiva salvaje. En todos los sentidos.

Gorgodze, uno de los fichajes del año pasado en Toulon, donde la segunda y la tercera línea componen un retablo de estrellas de calidad física y deportiva salvaje. En todos los sentidos.

El otro día, en el debut de Cooper como apertura, Toulon derrotó con amplitud y ocho ensayos a Montpellier (52-8), equipo al que este mismo jueves los Harlequins ingleses le hicieron seis ensayos en el primer partido de la Challenge Cup (58-18): 14 tries se ha comido en solo dos partidos Montpellier. La aparición de Cooper inspiró a los toloneses, pero el arranque de liga del equipo no ha sido muy convincente: perdió en Grenoble (33-29), en Brive (29-26), en Castres (24-9) e incluso en el Felix Mayol contra Racing 92 (22-27). Sí, claro, no estaban los mundialistas, y también es verdad que destrozó a rivales como Oyonnax (61-3), el propio Montpellier, La Rochelle (45-24) o Stade Français (13-20): ésta se podría considerar una victoria notable si se saca del contexto del pésimo comienzo de los parisinos, que están cuartos por la cola en el año de defensa de su campeonato.

Así que este comportamiento tan irregular de Toulon -quinto clasificado en estos momentos en el Top14- induce una sospecha. En la última derrota, en Grenoble, ya jugaron Manoa, Gorgodze, Bastareaud, Tuisova y, desde luego, los que estaban desde el principio: Chiocci, Guirado, Stevens, Lassalle, Juan Smith, los hermanos ArmitageLachie Turner, Mermoz Tuisova. ¿No debería ser suficiente? ¿Hay algo más? Se trata de distinguir hasta qué punto la locomotora tolonesa ha empezado lenta o tiene problemas estructurales. Y vaticinar si serán problemas suficientes como para sentirse amenazados en una primera fase de la Champions Cup en la que los resbalones se pagan con un viaje temprano de regreso a casa. Uno conjetura el oprobio temprano de Boudjellal, uno se hace a la idea de semejante manada de estrellas enjauladas en la conquista única del Top14 y la imagen se resiste. Es como imaginar el big-bang de un nuevo Universo, la desaparición del dinosaurio, la caída del imperio romano, el hundimiento del Titanic o el derrumbe de las Torres Gemelas. Hechos que han cambiado la historia del mundo. Como la eliminación de Inglaterra  en su Mundial, vaya. Para no exagerar.

En fin, que también podemos plantear la cuestión del revés… ¿tienen lo suficiente los tres contrarios del grupo para comprometer el avance de Toulon a la fase de cuartos? Wasps y Bath son dos equipos excitantes, no cabe duda, pero si les aplicamos el criterio de su arranque de competición, están octavos y quintos, respectivamente, en la Premiership inglesa. Cierto que, todavía, con sólo cuatro encuentros, lo que compromete cualquier conclusión por falta de suficientes elementos de juicio. Con Leinster sucede algo parecido: los vimos ganar el otro día en Dublín, con mucho sufrimiento y viniendo desde atrás, a los Scarlets galeses, que iban delante 9-15 al descanso y que unas semanas antes ya los habían derrotado en Llanelli (25-14). También los irlandeses dieron cuenta dos semanas antes de Glasgow Warriors (23-18), campeón celta y otro de esos aspirantes a remover el orden continental.

fixtures

Es decir, que no tenemos respuestas. Y de eso se trata, precisamente, con el deporte en general y el rugby en particular. De sentarnos a ver esta noche a Leicester contra Stade Français y pasar el fin de semana intentando auscultar el tamaño del desafío. Si la combinación de Dan Carter, Rokocoko, Carizza, Tales, François Van der Merwe, Masoe et al en Racing; o la de VuliVuli, Strettle, Plante, Gerondaux, Hosea Gear Spedding en Clermont serán capaces de llevar a sus equipos a la tierra de promisión; si el modelo ofensivo de equipos como Glasgow, Bath, Wasps o la osadía de los Scarlets o la solvencia de SaracensLeicester, Northampton o Clermont; o si los clásicos de este torneo –Munster, Toulouse, Leinster– pueden de verdad comprometer la dinastía de Toulon. Entre todos o alguno de ellos. Si la trama de fondo de la reciente RWC15 consistía en discernir la hipótesis de un equipo con rugby suficiente para impedir el bicampeonato de los All Blacks, este monumental torneo que es la Champions Cup trata de encontrar al hombre capaz de derribar al minotauro. El que quiera alcanzar la salida de este laberinto tendrá que acabar antes o después con Toulon: un equipo cuyos jugadores son, como en el mito de Teseo, mitad hombre, mitad toro. Y a veces, como ocurre con Gorgodze, los porcentajes resultan equívocos.

Anuncios

Acciones

Information

7 responses

18 11 2015
Delegator

Muy buenas a todos:

Sin ser un experto en rugby francés, lo que sí está claro es que si este es el modelo de club que se impone en Francia, la selección nacional va a ser su primera víctima. La carnicería de los AB de este año puede ser un reflejo de lo que se avecina a los bleus a nivel internacional.

Un saludo a todos

14 11 2015
peleida

buenos dias a todos, por decir algo una mañana como la de hoy.

a mi me produce una antipatia total este modelo del señor Boudjellal (y ya no digo nada el tal Laporte) , es un modelo completamente artificial que durara lo que dicho señor quiera.

he de decir que este modelo refleja todos los males que están aquejando al rugby francés estos últimos años y que se reflejan luego en el quince del gallo. Resultadismo puro y duro y una idea de juego no demasiado clara , veteranos, veteranisimos a precio de oro.

Desde luego lo de este año supera a todo lo anterior y la colección de jugadores es algo nunca visto en la historia del rugby. pero pese a ello en junio perdieron la final de la liga francesa. es decir aun con esa constelación de enormes jugadores no han logrado ni enamorarnos con su juego ni siquiera ganar la liga francesa con regularidad y para mi eso es un enorme debe en la nomina de Laporte y su mentor.

porque con esa nomina , cada domingo deberian de ganar ampliamente enamorando ademas con su juego(podrian jugar dominando adelante, jugando a la mano, siendo superiores fisicamente, tecnicamente porque acumulan talento y de tipos muy distintos ademas), pero al menos hasta ahora eso no se ha visto en estos años.

es que si no llegan a estar lesionados halfpenny y O`connel el quince que te sale es de asustar y con unos suplentes que serian titulares en cualquier otro equipo del mundo.

p.d: escrito desde la mayor antipatìa del mundo al tal Bernard Laporte, para que se entienda mejor todo lo anterior

14 11 2015
peleida

http://www.rctoulon.com/equipe-pro/effectif/
un equipo en el que se unen, nonu, habana, drew mitchell, vermeulen, fernandez lobbe, juan smith, gorgodze, samu manoa, O`connel, halfpenny, oconnor, michalak, cooper, los armitage….

sin comentarios , vaya tropa

13 11 2015
Gustavo

Hola Mario
Interesante debate el que propones en este primer articulo post-RWC. Habrá que ver como encajan las piezas del puzzle, pero creo que debemos darle a Laporte y Cia. todo el merito que tiene haber conseguirdo el triplete europeo.
Sobran ejemplos de “selecciones mundiales” construidas a base de talonario (pienso en los equipos de basket turcos o algún que otro jeque futbolero) que se estrellan en Europa un año tras otro.
Y para arriesgada, la “opcion Quade” para dirigir semejante tropa. A mi no me convence, pero igual nos sorprende para bien.
Por último, una pequeña rectificación: has incluido a Halfpenny en la lista de incorporaciones de este año. Pobre Leigh, primero se queda sin Mundial y ahora le quitas el titulo europeo 2015 jejejeje, es broma.
Un saludo.

13 11 2015
ornat

Pobre medio penique… toda la razón. Al principio la lista era completa, con todos mezclados. Y después, al disgregarla en varias, se me quedó Halfpenny atrapado entre los nuevos. Edito. Y gracias, como siempre.

13 11 2015
Jun

Por supuesto el principal favoríto, una plantilla da vez más reforzada, un auténtico All Stars mundial, aunque pueden acusar las bajas de O´Connell y de Halfpenny, sobre todo la precisión a palos de este ultimo dado su estilo de juego
Están en un grupo muy duro, junto con el 3 el más igualado a priori, en el que posiblemente el segundo no tenga opciones de clasificación y un tropezón puede costar muy caro

¿Otros candidatos? La verdad es que cuesta verles, quizás Clermont o Leinster con la vuelta de Sexton, aunque tienen el handicap de estar en el mismo grupo que el ogro

A los parisinos no los veo, a ver Racing con Carter, pero es que no juegan a nada, y Toulouse ya no está para estas batallas
Los ingleses presentan equipos caducos unos (Leicester Saracens) o novatos otros (Bath, Wasps, Saints) aunque la atractiva propuesta de estos puede poner en apuros a más de uno.

No doy opciones a los galeses, y me dejo para el final a dos equipos de los que espero mucho, Glasgow, que cada día juega mejor, para mi el tapado de la competición
Y Munster, más por la épica que esta competición supone que por las opciones reales, las continuas bajas, dejan al equipo en una continua regeneración, a ver Amorosino, porque las retiradas de Murphy y Jones han dejado un agujero tremendo.

Muchisimas ganas de que empiece

13 11 2015
ornat

El caso de James O’Connor es confuso. Yo he dado por sentado que regresa a Toulon y así lo parecería confirmar la página web de Toulon. Pero me comentaba esta tarde Javier Señarís (@rutgerblume) que firmó dos años con los Reds y que, aunque se intuye, no está confirmada su vuelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: