Vino griego en Bayona

4 09 2014

En una visita a Biarritz siempre flota en el ambiente la posibilidad de una mediana regresión, de ensoñaciones burguesas decimonónicas animadas por los salones del Hotel Grand Palais que miran sobre la playa principal del antiguo pueblo ballenero. También de adquirir alguna pieza de moda en las tiendas de los tótems locales: Imanol Harinordoqy, el patriarca Sèrge Blanco o, incluso, en la tienda de ropa y materiales vintage que apadrina otro héroe del lugar, el inmenso Betsen. Y luego, ahí al lado, está Bayonne, donde nos acercamos a ver rugby del Top 14. Un día de éstos hablaremos (o no) de la competición francesa, pero por ahora haremos costumbrismo, que es una cosa muy recurrida cuando uno viaja. A Bayona habrá que volver con una cierta frecuencia: el mejor rugby del mundo no está lejos…

Pottoka, la muy divertida mascota del Aviron Bayonnais, disfruta de la pasión blanc et ciel de la hinchada local en el Jean Dauger.

Pottoka, la muy divertida mascota del Aviron Bayonnais, disfruta de la pasión blanc et ciel de la hinchada local en el Jean Dauger.

Leer el resto de esta entrada »