Un poco de respeto…

26 08 2014

En ocasiones, uno se sienta a escribir y sabe que no podrá dar alcance a la realidad por más que se empeñe en describirla. Éste es uno de esos casos. ¿Hace falta entrar en detalles acerca del partido que jugaron los All Blacks en su demolición sabatina de Australia? Diríamos que el marcador resulta elocuente: 51-20. Y eso que los guarismos esconden un cierto honor anotador de los Wallabies en el tramo final, cuando ya los negros podían permitirse la veleidad de errar algún placaje. Nada que permitiera al equipo de Ewen McKenzie maquillar la voltereta, que pareció ser por parte de los All Blacks una colectiva exigencia de respeto para todos aquéllos que insisten en anunciar el declive de su ciclo de dominio. Si vamos a eso, diríamos que peor están los Springboks, que en dos partidos han extendido la impresión de haber bajado un peldaño. Esperemos que para volver a subirlo, claro, pero ahí queda el síntoma. Mientras, la leve reacción postrera de los Wallabies inspiró una patética declaración final de su capitán, Michael Hooper, tan vacua como sus decisiones en el primer partido del torneo: “Al final la cosa estuvo igualada”. En fin. Igualada estuvo en Salta, donde Argentina dejó escapar otra vez a Sudáfrica (31-33), pese a pegarle durante más de una hora larga una de esas palizas (físicas y de juego) que raramente vemos sufrir a los Springboks.

Aaron Smith, motor de explosión de los All Blacks, desafiante y enmarcado por el fuego en una pose definitiva para explicar el rol dominante de Nueva Zelanda en el rugby mundial de hoy.

Aaron Smith, motor de explosión de los All Blacks, desafiante y enmarcado por el fuego en una pose definitiva para explicar el rol dominante de Nueva Zelanda. (Foto: Getty Images)

  • La reconstrucción de Hourcade bordea ya la consideración de prodigio. Después de la implosión del vestuario en el tramo final del mandato del Tati Phelan, cuando el equipo ofrecía ya signos de agotamiento del modelo, Argentina necesitaba un rearme enormemente complicado, en el que además iban a quedarse por el camino algunos nombres principales. Pero lo ha conseguido. Argentina juega ahora el rugby multidimensional que precisa una nación para medirse con los mejores equipos del mundo. A veces parece necesario recordar el tamaño desproporcionado del desafío que los Pumas enfrentan en la estructura competitiva del Rugby Championship. Es fácil recordar que cuentan por derrotas sus 14 partidos  no cuentan todavía una sola victoria en sus 14 partidos en estas temporadas en el torneo; o lamentar conmiserativamente que, otra vez, se quedaron muy de cerca de ganar y no pudieron o no supieron hacerlo; o compararlos con Italia, en un paralelismo que aquí nunca nos pareció justo. Argentina lleva años construyendo y reconstruyendo, tanto su idea como su bloque de jugadores. Puede que aún no sea la mejor versión que le hemos conocido, pero seguramente sí la más completa.
  • ¿Cómo explicar que los Springboks fueron literalmente demolidos en la melé por Argentina? Pero literalmente. Un dato: en los primeros 20 minutos de partido, Sudáfrica había cometido tres golpes de castigo en la melé y Argentina le había recuperado dos disputas con introducción Bokke… A la media hora Bismarck du Plessis andaba largando manotazos, presa de ese nervio injustificado del que se ve bajo una bota de hierro. Ramiro Herrera, un scrummager prototípico, le había dado una buena tunda a Mtawarira en Pretoria y el sábado se la pegó a la bestia de relevo, el imponente Steinkaamp. Ayerza era un molinete imparable y en la melé sacaba de cuadro nada menos que a Jannie du Plessis. Creevy ejerce de capitán pero juega como un capitán general. Los demás vienen detrás: el arrojado Lavanini, un siempre incansable y sabio Fernández-Lobbe, algo errático en los manejos pero impetuoso el Legui… Walsh les permitió a los Springboks empujar antes de las introducciones y así equilibraron mal que bien la cosa; en cuanto la pelota ingresaba bajo los cuerpos, el empujón Puma sacaba a los Bokke de la melé buscando aire. Argentina fue una topadora.
    Habana se lanza sobre la pelota para posar el primer ensayo Springbok, hecho de puro oportunismo tras una contra propiciada por el error de los Pumas: eso y la caída física argentina en el final del encuentro salvaron a Sudáfrica de una derrota segura.

    Habana se lanza sobre la pelota para posar el primer ensayo Springbok, hecho de puro oportunismo tras una contra propiciada por el error de los Pumas: eso y la caída física argentina en el final del encuentro salvaron a Sudáfrica de una derrota segura.

  • Pero en el juego de Argentina hay ahora mucho más que huevos, melé y orgullo. Y conste que de eso no falta. Si uno mira, pongamos por caso, a los días del Mundial 2011 y luego al rugby que el equipo desarrolla ahora, se puede apreciar la extraordinaria dimensión del salto. Landajo primero y, sobre todo, Cubelli después, le hacen de gatillo al juego de los Pumas: un poco con el efecto multiplicador que Aaron Smith tiene en la velocidad All Black, entiéndase el paralelismo. La bisagra extendida que ha armado Hourcade da para mucho. Nico Sánchez es hoy por hoy el mejor apertura de este Rugby Championship por varios cuerpos. Su dirección, la forma de mezclar los tres aspectos del juego (la distribución, la patada táctica y la carga con la pelota) y la afilada personalidad de su rugby corrigen cualquier arquetipo. Un mínimo pero: el acierto a palos. Su equipo necesita la mayor precisión posible… Y luego, Juan Martín Hernández: su presencia como primer centro incrementa las opciones, redondea la capacidad de decisión y ejecución del ataque argentino. Hubo algunas transiciones directas del primer canal al ala (principalmente a Montero) en un solo pase, dignas de verse. Tuculet crece de forma exponencial. Y ya es la amenaza ofensiva que se esperaba de él y que genera desequilibrios cuando se mete en la línea al ataque. El resultado es un equipo de direcciones variadas, ataques angulados y continuidades de avance en los apoyos, que le otorgan verticalidad y profundidad. Los argentinos ya no solo chocan; ahora pasan la línea de ventaja y siguen avanzando.
  • Ese cambio de ritmo sacó de foco a los Springboks y produjo ventajas que debieron significar el triunfo local.  a los Springboks les saltaron las costuras de un equipo que intenta foguear a jóvenes cuyo rendimiento parece demediado por el contexto (Lood de Jager, Pollard, De Allende), mientras que la vieja guardia no ha encontrado el punto en esta temporada (De Villiers, Habana, Le Roux o sus primeras líneas parecen bien por debajo de su mejor versión). Para el viaje a Australasia (partidos con Australia y Nueva Zelanda), Meyer se llevará a Victor Matfield, seguramente a Willem Alberts y al pilar Marcel van der Mewe, dado que Frans Malherbe se fracturó un tobillo. ¿Por qué no ganó Argentina? Por el cansancio, porque los cambios reactivaron a Sudáfrica (sobre todo Coetzee por un desconocido Juan Smith, que vivió “un día negro”; también la pierna de Mornè Steyn, que acabaría decidiendo), o porque Argentina cedió la pelota en un momento crucial y no tuvo el aguante preciso para la avenida Springbok; y, sobre todo, porque antes había pagado los errores con ensayos y puntos. “No supimos cerrar el partido, es una cosa psicológica”, analizó el gran Creevy. Psicofísica, diríamos. Puede que, llegada la RWC 2015, este tipo de caídas hayan alcanzado su pleno significado.
  •  ¿Y los Wallabies? Pues en su ya habitual modo pendular. A uno le sorprendió el optimismo generado en el entorno australiano tras el empate en Sydney. Ojo porque fue un virus extendido: el mismo Andrew Mehrtens analizó de forma muy positiva la actuación del equipo de McKenzie y lo consideró una amenaza para la segunda parte del duelo en Eden Park. Aquí ya le hicimos las enmiendas pertinentes a tales consideraciones la semana pasada.
    Richie McCaw, felicitado por Aaron Cruden y Aaron Smith, después de anotar uno de sus dos ensayos a los Wallabies, el sábado, en otro partido superlativo del capitán All Black. (Foto: Getty Images)
    Richie McCaw, felicitado por Aaron Cruden y Aaron Smith, después de anotar uno de sus dos ensayos a los Wallabies, el sábado, en otro partido superlativo del capitán All Black. (Foto: Getty Images)

    ¿Y los All Blacks? Excelsos, así no más. Al final ocurrió lo que acostumbra: que los All Blacks se sacaron el óxido de una noche lluviosa en la capital australiana Sydney y, ya en casa, arrancaron a toda mecha y se llevaron por delante a sus archirrivales con una demostración poderosa de rugby de alta velocidad y máxima precisión. Habrá que seguir esperando (y no parece que vaya a ser poco tiempo) para ese cambio de ciclo que enseguida muchos quieren ver en cuanto los ABs bajan de forma momentánea el pistón. Todo esto ya lo vimos en junio y lo hemos visto otras veces. Y además: esa primera línea que tantas sospechas suele generar no va mal servida con el joven de los Franks y un Coles magnífico, como esperábamos. Puede que NZ no gane partidos por su primera línea, pero desde luego tampoco los pierde. A cambio, sí que basa a menudo su dominio en la preeminencia de sus segundas y terceras. Whitelock y Retallick, con mención especial para éste, volvieron a estar en otro nivel. Y atrás, Messam volvió a escoltar a los dos grandes, Read y McCaw. No hubo una sola debilidad en el partido negro. Si acaso, como se ha encargado de subrayar su entrenador Steve Hansen, “la tonta amarilla” que vio Richie en el primer cuarto del partido.

  • Claro que la rara expulsión del capitán All Black fue gasolina en su orgullo. Sus dos partidos han sido monumentales. Para jugar el breakdown como lo hace McCaw (función básica en el flanker de hoy) no basta con ser un jeta que bordea el reglamento; no basta con la agresividad (la condición de tercera psicópata está muy extendida y abundan los ejemplos); no basta con jugarse el físico; no basta con ser veterano. Hay algo más en Richie McCaw, algo que genera asombro cuando uno lo ve moverse por el campo: la cantidad de veces que llega el primero donde hay que estar, como si lo supiera de antemano. Choca el primero, traba el primero, placa el primero, roba el primero, gana los duelos y hace el trabajo sucio con una brillantez extraordinaria. ¿Pero sólo eso? ¿Es McCaw únicamente un fontanero de lujo? No. McCaw lleva, después de los dos que metió el sábado, más ensayos que ningún otro tercera en toda la historia: 23 en este momento, por delante de los 22 que eran la marca del galés Colin Charvis. También es el jugador, en cualquier posición, que más ensayos le ha metido nunca a un rival del tier 1. En este caso, claro, Australia: 11 veces le ha posado McCaw a los Wallabies, una más de las que le hizo a Sudáfrica aquella máquina desaforada de correr y posar que se llamaba Christian Cullen. Estamos hablando de un tercera línea, no de un ala o un zaguero. Y los números no lo dicen todo. Pero está muy claro. Sería hora ya de enterrar algunos muy extendidos prejuicios y reconocer sin objeciones que Richie McCaw es, arguably, el mejor flanker que han conocido los tiempos.
  • El XV de la semana, con varias frivolidades que nos permitimos en aras de la justicia: como cambiar algún jugador de lado y nominar a dos para el mismo puesto en razón de su compartida brillantez. Ahí van los 15, que son más: 15 Tuculet, 14 Montero (sí, cambiado de lado… pequeña trampa pese al oportunismo de Hendricks), 13 Conrad Smith, 12 Juan Martín Hernández (mención especial para Crotty, que se tuvo que ir con la cara partida), 11 Savea, 10 Nico Sánchez, 9 Aaron Smith/Cubelli (ex aequo porque ambos estuvieron brillantes), 8 Read, 7 McCaw, 6 Coetzee, 5 Whitelock, 4 Retallick, 3 Herrera, 2 Creevy/Coles, 1 Ayerza.
Anuncios

Acciones

Information

12 responses

29 08 2014
cuenca

Gran artículo, como siempre, Mario.

Me entusiasmó el partido de Argentina, pero ellos solos lo perdieron con varios regalos tanto en la primera como en la segunda parte. Hay errores que contra equipos como los Springboks no se pueden cometer, pero lo que está claro es que el equipo ha subido no uno sino varios peldaños y no es tan unívoco como lo ha sido en años anteriores. Por fin vemos un juego organizado y dañino para el rival de su línea de tres cuartos, y la delantera, en especial la primera línea, sigue respondiendo como antes.
Suráfrica más floja que el año pasado, pero puede ser una cuestión de motivación, hay que verlos en Australia la semana que viene, para mí el partido clave para apuntalar sus opciones en el torneo.
Por cierto, una pequeña corrección: Argentina no ha perdido todos sus partidos en el Rugby Championship, empató en casa (no recuerdo si en el estadio de Vélez) contra Suráfrica en el torneo de 2012, si no me equivoco.

Sobre los All Blacks no hay más que hablar, un espectáculo, mención especial a la segunda y sobre todo a McCaw. No sé si elevarlo a la categoría de mejor flanker de la historia, porque hay por ahí un tal Michael Jones que tampoco fue manco, pero desde luego es un jugador excelso, impresionante y sobre todo es un líder indiscutible, creo que sus compañeros se tirarían por un precipicio si el lo pidiera.
Australia, pues muy floja la verdad, veremos si se repone para el partido contra Suráfrica, porque sino los veo haciendo el mismo papel del año pasado.

Mi equipo de la jornada: 1 Ayerza, 2 Coles, 3 Herrera, 4 Retallick, 5 Whitelock, 6 Matera, 7 McCaw, 8 Read, 9 Aaron Smith, 10 Sánchez, 11 Savea, 12 Hernández, 13 Conrad Smith, 14 Montero (cambiado) 15 Ben Smith

30 08 2014
otro Mario

Muy buen articulo y muy buen blog.
El empate del que habla cuenca fue en Mendoza. Era el primer partido del primer RC que jugaron los Pumas.

30 08 2014
ornat

Sí, está claro: toda la razón del mundo. Además, aquel empate se produjo por un error de los Pumas, un balón tapado en una patada que produjo un contraataque Springbok, que acabó en ensayo, si no lo recuerdo mal. O sea, sensaciones de frustración muy parecidas a las de este último resultado. Otro error mío, uno más… La frase debería haber dicho (y tal vez en el fondo de mi cerebro al escribirla lo dijera) “no cuentan una sola victoria en sus 14 partidos”.
Disculpas y gracias por las aportaciones.

28 08 2014
peleida

por cierto un pequeño detalle que se nos ha escapado a todos en el comentario , beuden barret jugo la segunda parte y casi todo el reto lesionado o al menos muy tocado al punto que la ultima transformacion no la realiza el(que hubiera sido lo normal al no estar ya cruden en el terreno de juego) sino aaron smith

por cierto la jugada del segundo ensayo de los blacks, el de savea, llega tras una gran carrera de folau que en esa accion demuestra todo lo que es como jugador .
1- un corredor especial , maravilloso una fuerza de la naturaleza
2 – escasa lectura de juego, cuando va a recibir el placaje(para mi gusto demasiado alto de cory jane) podia haber abierto al compañero que estaba junto a la linea de cal , pero decide jugar el solito, inentar entrar en base a su poderio

28 08 2014
ornat

Barrett tiene una torcedura de tobillo que lo hace, de momento, duda para la visita de los Pumas el 6 de septiembre. A ver si llega porque podría ser uno de los titulares (en diversos puestos) si Steve Hansen refresca algo a su equipo. Crotty también se lesionó: estará cuatro semanas de baja por una fractura en la mandíbula, así que hay que ver si Nonu llega a tiempo, porque también se perdió este segundo partido por lesión. Como Kaino. Cualquier plan de Hansen tendrá que tener en cuenta el estado físico de sus jugadores.
Sí, hay placaje alto de Cory Jane que debió ser golpe de castigo, si no más porque interrumpía una jugada de ensayo wallaby. Folau es una potencia descomunal de la naturaleza, pero le falta juego y creo que también defensa. Ahora, con la pelota en las manos es un atacante tre-men-do y una máquina de anotar ensayos. Basta decir que es el jugador que más pases en contacto, metros recorridos con la pelota y cargas con el balón lleva acumulados en el torneo. Y el segundo que más defensores rebasa en cada una de sus acometidas. Todo eso sin haberse aproximado ni él ni su equipo a sus mayores posibilidades de brillantez.

27 08 2014
peleida

gracias mario por tu articulo otra vez
lo de argentina memorable, de lo que paso el 2013 a lo que estan haciendo este 2014 va un abismo. estos bokkes son muy buenos y han sido capaces de tutearles los dos partidos y en este segundo si un par de cosas se hubieran ajustado mejor hubieran ganado
no es moco de pavo , ser capaces de casi ganar a esta seleccion sudafricana, no olvidemos por ejemplo que en noviembre destrozaron a todo europeo que se encontraron en el camino

veremos si ha sido por implementacion del nivel argentino, por bajon de los sudafricanos respecto al curso pasado o por ambas cosas a la vez(quizas esto sea lo mas acertado o cercano a la realidad)

los springbooks parecen un equipo algo menor al del año pasado y veremos los siguientes partidos para confirmarlo, eso si no me gusta la vuelta de los grandes dinosaurios botha y matfield, su tiempo paso , han sido legendarios una pareja infernal para los contrarios , pero el tiempo nunca pasa en balde, para nadie y mejor haria meyer en buscar una pareja para etzebeh de cara al 2015

sobre los blacks que decir, emocion, emocion, emocion, si uno quiere saber que son los all blacks el partido del sabado lo demuestra perfectamente. salieron desde el minuto 1 a demoler al rival e incluso cuando estuvieron con uno menos por el error (y es raro en el en esas situaciones) de richie mcaw dominaron al rival. eso si cuando australia se quedo con diez , la cosa se finiquito.
yo que no soy muy fan de cruden (y en este foro lo he expresado mas de una o dos veces) creo que jugo su mejor partido como all black rayando a un nivel muy alto, rompiendo mas de una vez la linea, cosa poco habitual en el por otro lado . aaron smith tambien muy recuperado respecto al curso pasado
buenas noticias en las apariciones de crotty o fekitoa( este aun tiene mucho por aprender) que hacen menos indispensable a un nonu que lleva un par de años un tanto irregulares .
la primera linea con franks y coles a un nivel superlativo tambien , haciendo que lo que todo el mundo daba por punto debil de un equipo fabuloso lo sea menos aun.
de mcaw, mario, no seria malo un articulo solo para el un dia de estos, es un jugador muy contestado por los rivales , pero sin duda el mejor 7 que el juego vio jamas y con una lectura de juego excepcional , como bien dices parece que anticipara lo que va a ocurrir antes de que pasara. Comentaban eso mismo sobre el gran mervyn davies el legendario 8 gales sus compañeros
y dejo para el final a retallick y whitelock , un duo soberbio, impresionante , duro en defensa, rapidos en los apoyos, capaces de jugar a la mano, probablemente los mejores segundas del panorama internacional, y se complementan muy bien siendo aun bastante jovenes, retallick 23 y whitelock 25, hace 26 en octubre

p.d: ver jugar a los blacks a la mano es puro espectaculo)

26 08 2014
migueltuck

Muy grande como siempre Mario. Si antes abro la boca con los All Blacks mira lo que pasa el sabado siguiente.
A mi lo que me soprendio muy gratamente fue el (creo) 12/12 en lanzamientos de Cole, no porque lo considere malo, sino porque los neozelandeses siempre se acaban despistando en estos lances. Y también me encantó verlos formar mauls apretando hasta el final, son cosas que no las suelen hacer mucho, pero que tanto en los test de junio como estas jornadas lo han ido haciendo muy a menudo.
En lo de las meles hay difiero un poco contigo, creo que es uno de los aspectos del juego que es el más mejorable, lo que no quiere decir que sea malo.
Argentina me partió el corazón, verlos tan cerca de ganar a ( para mi la 2a mejor nación rugbistica ) Sudáfrica y luego caer fue una pena.
Ojalá saquen la lectura positiva de todo esto y les sirva para progresar todavía más.
Este partido me sirvió como confirmación que en el cuerpo a cuerpo son bestias, frenar a los Boks de esas maneras en los 1vs1, en la meles y mauls, madre mia,no lo hace practicamente nadie.
Sobre el paralelismo entre el atque All Black y Puma lo veo y subo a el juego ese de señuelos que hacen es parecidisimo, fintando pases entre delanteros y segunda cortina ofensiva con backs intercalados, es muy del estilo neozelandes. En esto tendrá algo que ver Graham Henry???

Y no me alargo más, de McCaw que decir, pues ya lo has dicho todo tu, el crack.

Un saludo

26 08 2014
dani_peterpan

Acabo de ver el ARG vs SUD y estoy aplaudiendo en pie a los argentinos. Lo de las melés, tremendo; qué manera de arrollar, nada más y nada menos, que a los Springboks. Por cierto, ¿no cree que el árbitro se dejó las amarillas en el vestuario de Salta? De hecho, el ensayo de Habana viene precedido de un placaje muy tardío durante el ataque Puma. En fin, puro espectáculo el partido.
Como casi siempre, muy acertado su análisis de la jornada, y como siempre, un placer leerle.

26 08 2014
axel

Hasta que sudáfrica no hizo los cambios pensé que no eran mi equipo de toda la vida. Me da igual el resultado, pero ver la delantera springbook arrollada es algo a lo que no me quiero acostumbrar. La primera irreconocible y lo de la segunda línea es preocupante. Bakkies Botha en los diez minutos que jugó le puso mas garra que de Lood de Jager en todo el partido. Es cierto que Argentina bajo en lo físico pero también los cambios sudafricanos ayudaron a remontar el partido y recuperar el orgullo de nuestra delantera. Pudieron ganar los pumas, y lo merecieron, pero mejor lo hagan contra Australia cuando jueguen con ellos. Después de los dos partidos me voy muy preocupado con sudáfrica.Tienes razón, hemos bajado un peldaño.

Saludos, Mario.

26 08 2014
Fulgencio

Nico Sánchez es un gran jugador, pero decir que es el mejor apertura del RC por varios cuerpos es patético, le falta muchísimo para llegar al nivel de Aaron Cruden. Los Pumas tienen el respeto, pero me parece una falta de respeto de parte suya esta nota que prácticamente insulta a los Springboks por haber derrotado a Argentina. Los Pumas son un gran equipo que ha mejorado muchísimo e inevitablemente logrará su primera victoria en el RC, pero si quieren ganarse el respeto de sus rivales, deben empezar por respetar ellos a la oposición (o van a pasar otro papelón como el de Rosario el año pasado). Saludos.
P.D: la capital de Australia no es Sydney, es Canberra.

26 08 2014
ornat

No acostumbramos aquí a insultar a ningún equipo, y tampoco a los Springboks. No veo dónde fueron insultados. Tampoco solemos calificar de patética ninguna opinión, por incomprensible o desacertada que nos parezca. Pero la disensión la acepto pese al tono. Aaron Cruden es cien o mil veces mejor que Nico Sánchez. Cualquiera lo sabe. Lo que traté de decir es que Nico está jugando mejor que todos los demás “en este Rugby Championship”… Y eso lo mantengo, al menos en estos dos partidos. Disculpas si no lo expresé con la claridad debida. Patética o no, es mi opinión. Y sí, claro que Canberra es la capital de Australia. Por algo su equipo se llama ACT Brumbies. Prometo darme un par de latigazos por el lapsus. Ya conocí a un tipo que trataba de establecer su superioridad intelectual preguntándome cuál era la capital de Indonesia… Así que no hay problema.
Saludos y gracias.

26 08 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: