Nathan Charles: esperanza de vida

21 08 2014

Si Nathan Charles cumpliese la estadística, estaría muerto a los 37 años. Si los médicos hubieran acertado con la predicción que les hicieron a sus padres, no habría llegado a los 10 de vida. Si Charles no constituyese, como dijo su entrenador Ewen McKenzie, “un desafío a la lógica y a la ciencia”, no sería el primer y único deportista de élite conocido por practicar una disciplina de contacto y de la exigencia del rugby con una enfermedad de tal calibre. A Nathan Charles, el talonador australiano, le diagnosticaron fibrosis quística cuando era un bebé de tres meses: una patología genética, degenerativa y sin cura conocida, potencialmente mortal y primera causa de fallecimiento infantil en condiciones de este tipo en Australia. Un niño diagnosticado no suele alcanzar los 10 años. La esperanza de vida para los adultos, aseguran las cifras, son 37. Nathan Charles tiene 25: el sábado, en el segundo partido con Nueva Zelanda en Eden Park, volverá a dirigir la melé wallaby y a lanzar las touches.

Nathan Charles, talonador del Western Force en el Super Rugby, ahora titular con el 2 de Australia por las lesiones de Stephen Moore y Polota-Nau: un caso médico asombroso. Un ejemplo humano.

Nathan Charles, talonador del Western Force en el Super Rugby, ahora titular con el 2 de Australia por las lesiones de Stephen Moore y Polota-Nau: un caso médico asombroso. Un ejemplo humano.

Vayamos primero con los datos médicos, tal y como hemos podido conocerlos en diversas fuentes que han glosado el caso antes que nosotros. No por tremendismo, al contrario: sobre todo para situar en el contexto adecuado de qué estamos hablando cuando hablamos de asombro. La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria, causada por un gen defectuoso que provoca una abundante mucosidad que recubre, fundamentalmente, las principales vías respiratorias y el páncreas. Las afecciones en el entorno de los pulmones pueden imaginarse. Sus consecuencias para la práctica no ya del rugby, sino de cualquier actividad física, incluso para la vida normal, también. Respecto al páncreas basta establecer, de forma somera, sus funciones de absorción y descomposición de los alimentos, que auxilian la digestión, y el control de los niveles de glucosa en la sangre.

La fíbrosis quística provoca o puede provocar infecciones en las vías respiratorias y los pulmones, importantes problemas relacionados con la digestión, afectar a las glándulas sudoríparas y también a las funciones reproductoras. No se trata de hacer aquí un tratado médico, ni mucho menos (*). Tan sólo, y de forma modesta, una aproximación a la gravedad de esta condición. Al ser hereditaria, requiere presencia del gen defectuoso en los padres. No hay cura, aunque al parecer sí se ha identificado el gen causante y, aparte de mejorar los tratamientos, se trabaja en la búsqueda de aproximaciones que permitan “repararlo o sustituirlo” (lo dejo entre comillas porque a uno, desde el profundo desconocimiento, lo de reparar o sustituir un gen le parece ciencia ficción, directamente). La expectativa de vida para los pacientes más afortunados rebasa apenas los 35. Nathan Charles estaría entre ellos.

Nathan Charles y Richard Burger, primo del sudafricano Schalk: ambos son enfermos de fibrosis quística. El ejemplo inspirador del talonador australiano.

Nathan Charles y Richard Burger, primo del sudafricano Schalk: ambos son enfermos de fibrosis quística. El ejemplo inspirador del talonador australiano.

Pero él no lo ve así: “Simplemente no pienso así. Yo pienso que voy a vivir 80 o 90 años: es algo que, en mi vida, no juega ningún papel”, dice el talonador australiano. Afirmarse de ese modo no implica existir de espaldas a la realidad. La realidad, en este caso, viene encarnada en un menú de 28 pastillas diarias, ocho de tratamiento y 20 de vitaminas. Nadie podría pasar por alto un recordatorio tan evidente: “Hacer lo que yo hago no es realista para casi nadie. Pero es un punto de partida para que quienes sufren esta enfermedad vean lo que pueden lograr: no quiero que se me juzgue porque tengo fibrosis quística“. Charles es, además de talonador, embajador de la enfermedad en Australia y activo apoyo para cualquier tipo de campañas. “No quiero lástima; quiero que se me tenga en cuenta por lo que hago y por cómo afronto mis retos, como cualquiera. Hay muchos niños que sufren más que yo por esto”. Entre otros, por ejemplo, el joven de 15 años Richard, primo del tercera sudafricano Schalk Burger, al que Charles saludó hace unos meses tras un partido entre Western Force y Stormers.

Nacido en Glenhaven (Sydney), Charles empezó a jugar a los cinco años con los Wahroonga Tigers. Quién sabe si soñando con los Wallabies o sólo con vivir y jugar al rugby, que viene a ser lo mismo. Tras la época escolar, donde ya despuntaba, atrajo la atención a su paso por el equipo de la Universidad de Sydney: acabó firmando por Western Force, tuvo un breve paso por Gloucester en 2011 y regresó para quedarse en la franquicia de Perth, al otro lado del inmenso país oceánico. En 2010, con 21 años, Robbie Deans lo llamó para los Wallabies, aunque no llegó a hacer ninguna aparición con el equipo dorado. En junio, ya con Ewen McKenzie de seleccionador, Charles debutó en los tests contra Francia, saliendo desde el banquillo. El sábado pasado, en el ANZ Stadium de su Sydney natal, bajo una inmisericorde manta de agua, el talonador se puso por primera vez en su vida la camiseta de titular. Jugó un buen partido en una posición crítica. Erró un par de lanzamientos en la segunda mitad, algo medianamente comprensible con la subida de presión y las condiciones deplorables de juego. Este sábado repetirá.

Charles, con la Sydney University, donde llamó la atención del rugby profesional australiano.

Charles, con la Sydney University, donde llamó la atención del rugby profesional australiano.

Keven Mealamu, su veterano homónimo All Black, le habló al finalizar el choque: “Me felicitó por mi debut y me dijo que esperaba verme el sábado próximo otra vez”. Separados por diez años de edad, la amistad entre ambos talonadores viene de su primer partido en contra, Bulls frente a Western Force, en 2010: Es un auténtico caballero del rugby“, pondera Charles acerca de su rival. No es seguro si ambos volverán a cruzarse, pero resulta probable. Porque, a pesar de todas las condiciones, el talonador australiano aguanta y sorprende por su potencia. Si su caso fuera normal, no podría cruzar un campo de rugby a la carrera, ni siquiera en un nivel mucho menor del profesional; si no desafiara a la lógica con su ímpetu personal, físico y mental, no pesaría más de 100 kilogramos (las dificultades para el aumento de peso son una de las características principales de la enfermedad en niños y adultos). Si el suyo no fuera un ejemplo asombroso, es probable que Nathan Charles ni siquiera estuviera vivo.

Pero ocurre que, aunque la fibrosis quística sea hereditaria, también lo son el espíritu de resistencia y la entereza: “Cuando nací a mis padres les dijeron que no cumpliría 10 años. Pero ellos son muy optimistas y siempre me apoyaron. Jamás habría logrado nada sin eso: nunca he tenido alrededor a gente que me dijera que no podía hacer esto o lo otro”. Ahora es Charles quien les dice a los demás (a los enfermos y al resto del mundo) qué es lo que se puede llegar a hacer. ¿37 años?… Puede. O puede que no. La esperanza de vida, en Nathan Charles, no es una estadística médica, es una actitud: esperar al día siguiente, al próximo entrenamiento, al siguiente partido… Y este lema, su consigna: Cree en ti mismo: lo único que te puede parar eres tú mismo”.

(*) Se pide perdón anticipado por cualquier error de documentación y, desde luego, médico en la caracterización de la fibrosis quística. Cualquier aclaración o corrección pertinente serán bienvenidas y agradecidas.

 

2ª jornada del Rugby Championship

Nueva Zelanda: 15 Ben Smith, 14 Cory Jane, 13 Conrad Smith, 12 Ryan Crotty, 11 Julian Savea, 10 Aaron Cruden, 9 Aaron Smith, 8 Kieran Read, 7 Richie McCaw (c), 6 Liam Messam, 5 Sam Whitelock, 4 Brodie Retallick, 3 Owen Franks, 2 Dane Coles, 1 Wyatt Crockett
Suplentes: 16 Keven Mealamu, 17 Ben Franks, 18 Charlie Faumuina, 19 Steven Luatua, 20 Sam Cane, 21 Tawera Kerr-Barlow, 22 Beauden Barrett, 23 Malakai Fekitoa.

Australia: 15 Israel Folau, 14 Pat McCabe, 13 Adam Ashley-Cooper, 12 Matt Toomua, 11 Rob Horne, 10 Kurtley Beale, 9 Nic White, 8 Wycliff Palu, 7 Michael Hooper (c), 6 Scott Fardy, 5 Rob Simmons, 4 Sam Carter, 3 Sekope Kepu, 2 Nathan Charles, 1 James Slipper.
Suplentes (uno por descartar): 16 James Hanson, 17 Pek Cowan, 18 Ben Alexander, 19 Will Skelton, 20 Scott Higginbotham, 21 Nick Phipps, 22 Bernard Foley, 23 Tevita Kuridrani, 24 Ben McCalman.

(Eden Park, Auckland – Canal+ Deportes, Sábado 9:35)

 

Argentina: 15 Joaquín Tuculet, 14 Lucas González Amorosino, 13 Marcelo Bosch, 12 Juan Martín Hernández, 11 Manuel Montero, 10 Nicolás Sánchez, 9 Martín Landajo, 8 Juan Manuel Leguizamón, 7 Juan Martín Fernández Lobbe, 6 Pablo Matera, 5 Tomás Lavanini, 4 Mariano Galarza, 3 Ramiro Herrera, 2 Agustín Creevy (c), 1 Marcos Ayerza.
Suplentes: 16 Matías Cortese, 17 Bruno Postiglioni, 18 Nahuel Tetaz Chaparro, 19 Matías Alemanno, 20 Leonardo Senatore, 21 Tomás Cubelli, 22 Jerónimo de la Fuente, 23 Horacio Agulla.

Sudáfrica: 15 Willie le Roux, 14 Cornal Hendricks, 13 Damian de Allende, 12 Jean de Villiers (c), 11 Bryan Habana, 10 Handrè Pollard, 9 Ruan Pienaar, 8 Duane Vermeulen, 7 Juan Smith, 6 Francois Louw, 5 Lood de Jager, 4 Even Etzebeth, 3 Jannie du Plessis, 2 Bismarck du Plessis, 1 Gurthrö Steenkamp.
Suplentes: 16 Adriaan Strauss, 17 Tendai Mtawarira, 18 Frans Malherbe, 19 Bakkies Botha, 20 Marcell Coetzee, 21 Francois Hougaard, 22 Morné Steyn, 23 Lwazi Mvovo

(Estadio Padre Ernesto Marteraena, Salta – Canal+ Deportes, Sábado 21:40)

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

25 08 2014
peleida

un placer volver a leerte mario, y si ademas es con una historia como esta , que decir
la vida, en general nos enseña una montaña de cosas cada dia y siempre hay personas ejemplo de superacion y de como afrontar este camino.
este muchacho parece uno de ellos
un saludo

22 08 2014
cuenca

Impresionante, me deja sin palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: