El tamaño sí importa

13 11 2013

Los Springboks tomaron el Millennium al asalto, como un ejército de bárbaros, imagen recurrente que nos produce siempre ver al equipo sudafricano en acción: particularmente en territorio ajeno. Sus dos primeros ensayos en el Millennium de Cardiff ocurrieron enseguida, con un efecto disuasorio de tormenta desatada. Querían jugar a cielo abierto tal vez porque su rugby de manada tiene el efecto tumultuoso de una borrasca perfecta. Si el rugby se jugara en tierra, los partidos con los sudafricanos se desarrollarían en el insondable interior de una densa y gigantesca nube de polvo, como la que dejan los bisontes en estampida por las praderas agotadas de sol. Cuando juegan los Springboks, o se juega contra los Springboks, el tamaño importa. Desde luego que lo hace. Ahora, ningún equipo parece mejor preparado que Gales para presentar contestación a la excelencia física de los acerados sudafricanos. Y sin embargo, a los 20 minutos habían anotado dos ensayos y 17 puntos. Y hacia la media hora los Dragones habían perdido tres cabezas: Liam Williams, Adam Jones y, last but not least, Jonathan Davies. Un encuentro con los Springboks siempre puede derivar hacia el parte de lesiones. Establecidas las bases de la refriega, y más aún con ventaja y diezmado el pelotón enemigo, el resto consiste en ejercer el arte de la guerra hasta sus últimas consecuencias y aquilatar el triunfo (15-24) sin dar un paso en falso ni permitirse veleidades en la retaguardia. Eso hicieron.

De Villiers, otro ensayo maravilloso tras una extraordinaria jugada lanzada por Habana, que continuó Bismarck du Plessis y que acabaría el capitán: el 2013 de JDV ha sido portentoso.

De Villiers, otro ensayo maravilloso tras una extraordinaria jugada lanzada por Habana, que continuó Bismarck du Plessis y que acabaría el capitán: el 2013 de JDV ha sido portentoso.

¿Pudieron anotar más puntos, jugar más, ser más generosos? Tal vez. Con Sudáfrica siempre nos queda la duda de si podrían haber ido más lejos de lo que fueron, si no retienen su potencial en esos frecuentes pasajes especulativos con los que suelen manejar sus ventajas en el marcador. Pero en el vestuario de Heineke Meyer no se conocen debates acerca de la estética. Es verdad que Leigh Halfpenny fue aproximando a Gales desde el 6-17 de partida a un 15-17, con 25 minutos aún por jugar, que retrató la mirada pragmática de los Springboks. Pero ni siquiera así logró en ningún momento Gales situarse por encima de Sudáfrica: ni en el marcador ni en las sensaciones del encuentro. La impresión de dominio tácito de los verdes repercutió en toda la extensión del duelo. Sin Jamie Roberts ni Cuthbert por lesión, caído Jonathan Davies y por debajo de su nivel en los Scarlets Scott Williams, a Gales le faltó capacidad de penetración. Le faltó tamaño para horadar una defensa que actúa como una muralla articulada. Bradley Davies, el entusiasta segunda línea del Dragón, había dejado establecido antes del encuentro un reto personal que definía lo que aguardaba a los galeses: “Si es necesario atravesar muros, lo haremos”. Bien, pues los Springboks parecieron invitar a la tarea. El caso es que Gales no pudo pasarlos.

El duelo de percusiones y placajes como accidentes de tráfico tuvo momentos homéricos. Las entretelas del partido eran callejones vigilados por tipos sin consideración alguna por su integridad física y, desde luego, la de sus contrarios. Antes, sin embargo, Sudáfrica abrió la tarde con una maravillosa combinación colectiva que lanzó Habana, que lo mismo escapa de Richard Hibbard, el talonador, como del velocista George North. Su formidable línea vertical de carrera la continuó, de todos los hombres posibles, el inefable número 2 llamado Bismarck du Plessis. La calma que el talonador tuvo, mientras se le venía encima medio País de Gales para frenarlo, hasta elegir el pase más conveniente, define a un jugador. Anotó finalmente el capitán De Villiers, que hizo el último tramo de un relevo apabullante. Pregunta al vuelo, antes de seguir: ¿No será JDV candidato a jugador del año? ¿No será el Jugador del Año? La lista aún no ha salido, lo hará a finales de este mes supones, pero mientras tanto JDV juega cada día mejor que el  anterior, desde hace tiempo. No digo que sea el único o el mayor postulante, pero se me ocurren pocos hombres y nombres (Read, que tal vez ya lo mereció el año pasado, Halfpenny, el inevitable Carter… y otros que ahora mismo pase por alto) tan bien situados para esa consideración, que me suena muy legítima. En fin, que ensayó De Villiers llevándose colgados a Jonathan Davies y Mike Phillips; cazando al vuelo y a la carrera, sobre el precipicio, el pase retrasado de Bismarck. Y fue tan hermoso y racial que nos acordamos de su entrada a sangre y fuego en el ensayo que les metió a los All Blacks en el Rugby Championship. Algo más tarde, un maul incontenible en la 22 galesa acabó convertido en ensayo por el mismo Bismarck, campeón de todas las refriegas, las de campo abierto y las de las habitaciones cerradas.

En fin, que Gales se vio obligado a regresar de sus mermas, tarea que confió a las denuncias del árbitro Rolland en los rucks, territorio crítico para la disciplina de los Springboks, y el pie certero de Halfpenny. Louw ayudó con una de esas escenas de pleito entre machos alfa que el recordado Bill McLaren solía llamar en sus narraciones argie bargie. La amarilla ayudó aún más a aproximar a los galeses. Entre medias, hubo dobles placajes sudafricanos que parecían en verdad dobles apisonadoras. El paquete verde actúa como una estación de planchado. Es abrasivo al máximo. Paradójicamente, Rolland acabó castigando los hundimientos de la melé, donde nadie decía la verdad ni hacía lo correcto, expulsando a los dos pilares, uno por equipo: Gethin Jenkins por los locales, y Cooenie Oosthuizen del lado bokke. El cuadro de ver a estos dos equipos jugando melés pactadas movía a la conmiseración. Era triste al modo de Sabina: como un torero al otro lado del telón de acero.

En fin, que para acabar la tarea, Sudáfrica debió salir de su cómoda guarida de cazador y atacar. Lo hizo al modo All Black, si seguimos el razonamiento del partido de París: aprovechando un rebote en la captura galesa de una patada altísima de Lambie (que había asumido el puesto de 10 en los Boks por la lesión de Steyn). La pelota extraviada la recogió Fourie du Preez, el hombre que movió toda la tramoya del partido desde su puesto de mando, al pie del poderoso pack que pastorea. Viniéndose hacia el flanco, Du Preez advirtió las disonancias defensivas de Gales y el espacio por el pasillo del ala diestro. Pateó con excepcional sentido táctico y de ejecución, siguió la jugada por detrás de Fourie, y se benefició de la recuperación de éste y de la blandura defensiva de Priestland, para anotar el incontestable ensayo del triunfo definitivo. Los Springboks acostumbran a elegir con qué arma se dirime un duelo. En ventaja desde el principio y con Gales diezmado, no dieron posibilidad a la duda: es un escenario que les conviene y manejan como nadie. Siguen siendo un bloque excepcional. ¿Podrían ser algo más? Sí. Pero aun así, ganarles es otro asunto. Por lo general, un asunto de los chicos de negro.

Gales recibirá el próximo fin de semana a Argentina y los Boks viajarán a Murrayfield, donde Escocia se llevó por delante a Japón (42-17). Del equipo del Cardo hablaremos otro día (disculpas por el vídeo mudo, que parece de otro tiempo, pero es lo único que encontré), después de ver si confirman los buenos apuntes que dejaron contra los Cherry Blossoms en un choque de mucho mayor calado. No es que pretendamos que ganen a los sudafricanos, pero sí un cuadro más completo en el equilibrio de ambos partidos. Vern Cotter, el que será nuevo entrenador de Escocia, vio a su equipo vencer este pasado fin de semana. Lo mismo vale decir de Irlanda, ganadora rotunda contra Samoa (40-9), o de la pálida Italia, que se comió medio centenar (20-50) a manos de los Wallabies, mucho más cómodos en el Hemisferio Norte que en el suyo propio.

Anuncios

Acciones

Information

12 responses

15 11 2013
fer_almogavar

pd- un equipo que tiene al mejor talonador (Bismarck du Plessis), al mejor 9 (Fourie du Preez) y al mejor primer centro (Jean de Villiers) tiene que ser necesariamente candidato a todo

14 11 2013
peleida

a gales le sigue faltando un 10 porque priestland se ha estancado y biggar es justito(de hook prefiero no decir nada)
ademas se ha juntado que philips parece empezar a acusar la edad y ahora mismo los dragones en los medios tienen un agujero enorme.

sudafrica sigue dando muestras de crecimiento de equipo que esta encontrando su modo, su grupo y su forma. y todo eso es grandioso porque hay enorme jugadores en casi todas las lineas.
a mi morne steyn me sigue sobrando pero veremos como evoluciona.
ojala sigan por ahi y gales tambien se asiente y de un paso mas en su mejora y de esa forma tendremos tres equipos increibles para el 2015

14 11 2013
ornat

A Priestland, en efecto, le podemos dar un periodo de carencia o confianza, a ver cómo evoluciona. Yo lo he visto jugar estas últimas semanas con los Scarlets y, la verdad, hizo cosas que me llevaron a pensar que el chico estaba de vuelta y con todas las de la ley. Pero es cierto que ha ofrecido señales más o menos frecuentes de estancamiento. Creo que el caso de Morné Steyn tiene que ver, al margen de los gustos, con la impresión de que ese equipo podría jugar mucho más de lo que lo hace. Es verdad que se trata de un apertura de estilo muy concreto y que funcionaba muy bien en el entorno del juego sudafricano. Ahora, ¿cuáles son las alternativas? A mí no me han acabado de convencer las que he visto en los últimos tiempos. Pasaba un poco como con Ruan Pienaar de nueve, que las alternativas no justificaban el relevo, aunque Pienaar dejara insatisfacciones. Claro, todo has sido hasta que ha vuelto Fourie du Preez: ahí se han acabado las tonterías. Como ha dicho alguien por ahí y he señalado en el comentario del partido, F du Preez es ahora mismo el dueño de todos los hilos del juego. Su partido en el Millennium fue soberbio.

14 11 2013
cuenca

Otra observación, Priestland ha salido de una lesión y quizá eso le lastra todavía, pero no parece que se esté convirtiendo en el jugador que prometía hace dos o tres años cuando apareció en el panorama internacional, aunque tampoco parece que haya demasiadas opciones distintas, ni Biggar ni Hook han demostrado mayor capacidad que el de los Scarlets.
Lo del sábado fue un regalo imperdonable a los Springboks cuando su equipo estaba más cerca, un tiro en el pie impropio de quien aspira a ser el líder del juego galés.
La verdad es que resulta difícil encontrar un apertura de garantías, mirad si no Francia, Inglaterra (todavía hay discusión sobre si Farrell es el apropiado), Australia, e incluso Suráfrica, donde Morné Steyn es discutido por su poca creatividad.
Y hablando de aperturas, Rick Broadbent publicó en The Times el pasado martes un artículo en el que hacía una lista con los 100 mejores aperturas de todos los tiempos. Os dejo los 10 primeros, por abrir el debate:
1.- Daniel Carter
2.- Barry John
3.- Jonathan Davies (el de los 80)
4.- Michael Lynagh
5.- Jonny Wilkinson
6.- Phil Bennet
7.- Stephen Larkham
8.- Mark Ella
9.- Hugo Porta
10.- Ollie Campbell

Saludos.

14 11 2013
ornat

Ufff, sobre esta lista podríamos hablar durante horas. Yo creo que merece una consideración aparte (es decir, un post aparte). A ver si encuentro hora y lugar para ello. Para empezar, yo eso de que el más reciente sea el mejor ya me hace sospechar. Y no por el personaje (no seré yo el que ensucie al extraordinario Carter). Prometo hablar de esto y, sobre todo, escuchar a todos…

14 11 2013
peleida

buff este tipo de listas son un peligro porque nos dejaremos muchos jugadores de nivel y ordenarlos asi…
no se por ejemplo falta andrew mertens por poner un ejemplo sencillo
y ese orden….
espero tu post mario con ansia y ya veras entonces discuttimos todos

14 11 2013
cuenca

Perdón continúo, que antes no se qué ha pasado.
Decía que sigo manteniendo que los del cardo tienen los mimbres necesarios para poner en aprietos a cualquier equipo del Hemisferio Sur, pero tienen que madurar como equipo, porque siguen teniendo intacta una capacidad de autodestrucción que les ha hecho perder partidos innecesariamente, como el del año pasado del VI Naciones contra Irlanda o la semifinal del Mundial contra Francia.

14 11 2013
Jun

Esta claro que, a dia de hoy, el nivel físico que mete a los partidos Sudafrica, sobre todo su extraordinaria defensa, hay muy pocos equipos capaces de seguirlo, bueno, creo que solo unos de negro.

Mención especial para Fourie du Preez, a mi me parece el mejor 9 del mundo , serio, sin complicarse, haciendo jugar a su equipo, pa pieza perfecta en el engranaje Springbook

Y de Gales, sigo insistiendo, necesitan un 10 que pueda canalizar todo el talento y velocidad de sus 3/4, y si Phillips, totalmente fuera de sitio, sigue asi otro 9

14 11 2013
ornat

El mejor refutador de Mike Phillips es, efectivamente, el propio Phillips. Ojo al chico de los Scarlets: Rhodri Williams. Le tengo vistas cosas notables. Tiene 20 años. Y es de los que ataca con la pelota bajo el brazo.

13 11 2013
migueltuck

A mi Sudafrica cada dia me gusta mas y eso que me gustaba mucho. Ultimamente va poco a poco mitigando esa sobreintensidad en el juego y mostrando un ataque mas profundo.
Jean De Villiers es todo un jugon que habria dicho Andres Montes. Lo hace todo, sino fuese por el numero pareceria que juega de tercera, esta en todas partes y con un fisico privilegiado.
Me sabe malo que este mes de noviembre Sudafrica no juegue contra Inglaterra, hubiera sido curioso ver como se las arreglaban los de la rosa para echar atras el muro Bok.

Sigo pensando en que demonios va a hacer Meyer cuando disponga de todos los efectivos, de Burger de Spies ( de Brussow creo ha quedado claro qeu pasa olimpicamente… ) de Jaque Fourie, Frans Steyn…. MIEDO.

14 11 2013
ornat

¿Qué va a hacer? Relamerse!!! O sea, lo que hacemos todos, me incluyo yo al menos, pero sin tener el gusto de verlo cada día de cerca. Ese equipo que se está preparando ahí es una bomba de tiempo. Yo voy cogiendo sitio hace ya tiempo para cuando reviente. Desde junio que no le pierdo ojo.

15 11 2013
fer_almogavar

A mi mario me has despertado el interes por Sudáfrica. Siempre me encantó la idiosincrasia bok (desde la Gira del 2009 de los Lions) pero ahora les sigo todo lo que puedo. Tengo la impresión de que Meyer sabrá como sacar todo el potencial de este equipo, que ni mucho menos ha llegado a su techo.

Yo veo una futura segunda línea Etzebeth-de Jager emulando a Matfield-Botha. Veo un Jaco Taute recuperado poniendoselo muy dificil a los enormes de Villiers-Fourie (gran retorno el suyo). Veo a un Lambie dandole juego a los Basson, Habana, Le Roux… Veo a un Frans Steyn apropiandose del puesto de 15 y destrozando rivales desde ahí, a un Burger recuperado… Buffff

1. Mtawarira 2. du Plessis 3. Oostuizen

4. Etzebeth 5. de Jager

6. Louw 7. Burger
8. Spies

9. du Preez 10. Lambie

11. Habana 14. Basson

12. de Villiers 13. Fourie

15. F. Steyn

¿se puede pedir más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: