La Inglaterra de los Vunipola

1 11 2013

Rebasado el cambio de hora, la noche de las brujas y los veranillos tardíos de otoño, noviembre es el mes que abre la puerta a un tiempo largo de oscuridad. En todos los sentidos: hay que empezar a darse prisa con la lotería de los clubes, que siempre va fuera de plazo, y en los lineales de los supermercados asoman ya sin remedio las tabletas de turrón de la campaña que viene. Si no fuera por los bigotes (de pelusilla, rectilíneos, charlotescos o los envidiadísimos de herradura) y por el rugby, no habría forma de levantar un mes así. Los bigotes movemberianos y el rugby, que en estas semanas sale de gira. Los chicos del sur cruzan el globo de camino al norte y acaban la temporada retando a las potencias boreales, que se están preparando para las tradicionales conflagraciones del nuevo año. La invitación al baile se hace generalizada con los programas de integración en la élite de los test matches por parte de la IRB: si no nos fallan las cuentas y aún sabemos calcular con los dedos, nos esperan 42 partidos en los próximos cinco fines de semana. Entre ellos, los dos de la nueva España afrancesada de Santiago Santos (de la que nos ocuparemos más adelante y en particular) en Chile y Uruguay, más la visita a Madrid de Japón. Precisamente en casa de los nipones voladores abren noviembre los All Blacks, este sábado a las 14:00 horas en Tokyo (es decir, las seis de la mañana en este confín); y por la tarde, el primer gran clásico: Inglaterra recibe a Australia en Twickenham (15:30 hora española). La Inglaterra de los Vunipola, vale decir… Un equipo que busca el eslabón perdido de su juego en el melting-pot de la sociedad británica y allá donde alcancen los límites del imperio de su profuso rugby formativo: en unos chicos tonganos educados en Gales, en un velocista caribeño de Santa Lucía, en algunos tránsfugas del código league (Joel Tomkins es el último en alcanzar la selección) o en varios clásicos recientes, jóvenes que protagonizan en los dos últimos años el proceso de renovación del lampedusiano Lancaster: cambiar para que nada cambie.

La familia Vunipola: Billy, número 8 de Inglaterra; de pie Fe'ao, 32 veces internacional y capitán de Tonga en sus días; la madre, Iesinga, reverenda metodista; y Mako, pilar izquierda, British&Irish Lion en la última gira con Australia.

La familia Vunipola: Billy, número 8 de Inglaterra; de pie Fe’ao, 32 veces internacional y capitán de Tonga en sus días; la madre, Iesinga, reverenda metodista; y Mako, pilar izquierda, British&Irish Lion en la última gira con Australia.

La saga Vunipola incluye un árbol genealógico completo dedicado al rugby y expandido por cinco países, todos con una extraordinaria tradición oval. Mako, el número 1, nació en Wellington, Nueva Zelanda. Billy, su hermano menor, vino al mundo en Sydney, Australia, y juega de número 8. El nomadismo oval de su padre los llevó después a Pontypool y Pontypridd, Gales, donde Fe’ao acabó sus días de jugador. Esa diversidad de procedencia tiene, sin embargo, un tronco común: Tonga, la tierra ancestral de los Vunipola. Fea’o fue capitán del equipo nacional. Sus siete hermanos también jugaron al rugby. Dos de ellos, Manu y ‘Elisi, ganaron caps con el equipo de la isla oceánica. Cuando Fe’ao abandonó el rugby, resolvió llevar aún más lejos el sueño del abuelo Vunipola: “Sólo la realeza tongana podía vivir en Gran Bretaña, pensábamos de niños. Y soñábamos con viajar a ese país, conocer la tierra del capitán Cook y decir que habíamos visto mundo”.  Pero había que encontrar un trabajo. Escolarizar a los niños (y a sus dos hermanas). La señora de la casa, la reverenda metodista Iesinga Vunipola, convenció a su padre para que el clan se quedara, contra todos los augurios. Segura de su fe y de su familia. Y si una dama está segura de algo, es que nada ni nadie puede interponerse. Si se llama Vunipola, conviene no intentarlo.

Cuando los chicos tenían 9 años la familia se trasladó a Thornbury, en Inglaterra, y de ahí en adelante los hermanos Vunipola se convirtieron en parte notoria del futuro del rugby inglés. Entraron en el sistema y desde entonces han pasado por todas las categorías inferiores, compartieron selección sub-19 y ya estuvieron juntos en el equipo de Stuart Lancaster en el campamento del último Seis Naciones, aunque no llegaron a compartir titularidad. En la gira de junio por Argentina, Billy causó impresión con su facilidad para anotar desde el puesto de número 8. Pero tenía por delante en la cola del pack a Ben Morgan: ahora las tornas han cambiado. En los Saracens ha perdido peso y ganado dinamismo, lo que le ayuda a conjurar el que confiesa como su mayor miedo en un partido: “Ir como un fantasma de lado a lado, dejándome llevar”. Billy no se dejó llevar en Argentina, ni menos ahora. A esa misma hora en que Lancaster fogueaba a la nueva hornada de gladiadores de la Rosa en territorio puma, Mako defendía el orgullo de su apellido y de los Lions en Australia. Este sábado, frente a los wallabies, los dos hermanos formarán juntos de salida, en el equipo mayor. Son ingleses nacidos al otro lado del planeta; de sangre tongana pese a venir al mundo en segundos y terceros países, diferentes al de sus antepasados; con la fisonomía del pacífico sur inscrita en sus rasgos y en la acerada dureza de su rugby; y un acento con dejes galeses adquirido en los años de infancia en el país del Dragón. Un precipitado exacto del paradigma de globalización del mundo y el deporte de hoy.

Más allá de los Vunipola, la primera alineación de Lancaster en noviembre incluye algunas novedades obligadas por las bajas y varias apuestas que nacen de sus pruebas por Argentina en junio. Y también del estado de forma de ciertos jugadores en estos primeros meses de la temporada. Así, Mike Brown se queda con el puesto de zaguero, con todas las de la ley porque ahora mismo es el que más en forma se encuentra. Foden, el 15 inglés de más clase, aguardará en el banquillo. No está Alex Goode, que había sido el hombre de confianza de Lancaster para el fondo. Aquí siempre pensamos que la sobriedad era, en Goode, una cualidad tan innegable como insuficiente. La elección de Brown dota a Inglaterra de un balín al contraataque y alimenta las posibilidades de un back-three repleto de velocidad y amenaza: flanqueando a Brown estarán Marland Yarde como ala izquierdo, y Chris Ashton al otro lado. Muchos esperábamos a Wade en ese puesto, pero Ashton parece ahora mismo innegociable para Lancaster. Más atención merece Yarde, un chico con una potentísima aceleración y que entra muy bien a los pasillos interiores en busca de balones y juego. Fue una de las sensaciones de junio en Argentina. Aunque su estilo de carrera parece trabajoso, Yarde tiene una facilidad sorprendente para rodear defensas cuando los encara con la pelota. Simplemente parece volatilizarse en el uno contra uno. Cuando lo vas a buscar para placarlo, ya no está ahí.

Lancaster mantiene a Robshaw, otro de sus inevitables, como número 7 y capitán. Tom Wood será el otro flanker y Vunipola, como se ha dicho, cerrará la melé. Uno echa mucho de menos en esa tercera línea a Matt Kvesic, otro destacado en Inglaterra, sin embargo descartado ahora para el primer test. Inglaterra debería construir sobre ese jugador. Y sospechamos que el tiempo acabará imponiéndolo, salvo que Lancaster se empeñe mucho. Por lo demás, la baja de último momento de Geoff Parling en la segunda línea afecta al corazon de los alineamientos laterales: para relevarlo, Lancaster apela a la estatura y agresividad de Lawes, que en junio se hizo fama de planchar rivales al vapor en la salida de los agrupamientos. En buen estado, Lawes se mueve con insospechada velocidad en distancias cortas. Finalmente merecen atención el par de centros ingleses. Sin Barritt y Tuilagi, Lancaster ha girado hacia la combinación Twelvetrees / Tomkins: florete y bayoneta. En general, los tres cuartos que pone en juego esta vez el seleccionador de la Rosa parecen una revisión del modelo: Inglaterra necesita construir más juego en los dos años que le quedan hasta el Mundial 2015 y esa parece la búsqueda. Salvo que simplemente esté rellenando huecos. De todos modos, hace falta ver cómo caminan los delanteros. Inglaterra depende de su pack para mandar en el partido. Lo hizo frente a los All Blacks hace casi un año y registró una victoria histórica. El envés de esa moneda ocurrió algunos meses más tarde, en el Millennium de Cardiff. En el espacio que va de uno a otro partido ha de encontrarse la nueva vieja Inglaterra.

En Australia, de la que ya hablamos mucho últimamente, Ewen McKenzie le quita la capitanía a James Horwill y se la da al tercera Mowen. Es una técnica, opinable, de motivación para Horwill, jugador mercurial del que su entrenador ha dicho esperar mucho. McKenzie trata de construir sobre la última derrota con los All Blacks en el tercer partido de la Bledisloe Cup (41-33). Es lo que les queda a los australianos, construir sobre dignas derrotas. Vuelve a usar a Fardy como tercera, junto al propio Mowen y Hooper. La ausencia de Rob Simmons en la segunda línea la cubre Timani. Genia y Quade Cooper forman la bisagra y el par de los Brumbies, Toomua / Kuridrani, integran el medio campo: ambos anotaron contra Nueva Zelanda, así que queda fuera el mejor especialista con el pie de los Wallabies, Leali’ifano. El honey badger Cummings se gana el ala que estaba en el aire (por delante de Tomane), Ashley-Cooper va al otro lado y Folau cierra la zaga.

Programa completo de noviembre

2 nov 

Japón-Nueva Zelanda

Inglaterra- Australia

Bélgica-Túnez

3 nov 

Canadá-Maori All Blacks

9 nov

Georgia-Canadá

Italia-Australia (Canal+ Deportes)

Inglaterra-Argentina

Escocia-Japón

Portugal-Fiji

Rumania-Tonga

Gales-Sudáfrica

Irlanda-Samoa

Chile-España

Francia-Nueva Zelanda (Canal+ Deportes)

USA-Maori All Blacks

French Universities-Bélgica

10 nov 

Oxford Univ-Rusia

12 nov 

Gloucester-Japón

15 nov  

Brasil-Portugal

Rusia-Japón

16 nov 

Georgia-USA

Italia-Fiji (Canal+ Deportes)

French Barbarians-Samoa

Inglaterra-Nueva Zelanda

Gales-Argentina

Francia-Tonga (Canal+ Deportes)

Rumania-Canadá

Irlanda-Australia

Uruguay-España

17 nov

Escocia-Sudáfrica

22 nov

Gales-Tonga

23 nov

Georgia-Samoa

Italia-Argentina (Canal+ Deportes)

Rusia-USA

Portugal-Canadá

España-Japón (Teledeporte)

Rumania-Fiji

Escocia-Australia

Francia-Sudáfrica (Canal+ Deportes)

24 nov

Irlanda-Nueva Zelanda

30 nov

Barbarians-Fiji

Gales-Australia

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

1 11 2013
Eguzkilore

Una pregunta ¿echan el Inglaterra-Wallabies por algún canal? He buscado en la web de Canal+ y no he visto nada.

Felicidades por el blog.

2 11 2013
ornat

No, ningún canal en España lo pone. Los partidos que emitirá Canal+ están especificados al final del post, en la lista con todos los encuentros que se van a jugar en esta ventana de noviembre.
Gracias, un saludo.

1 11 2013
migueltuck

Opino lo mismo que tu de Inglaterra. Esa duda tengo al leer la alineacion, esta Lancaster simplmente rellenando huecos o de verdad tiene proposito de cambiar el estilo de juego?

Como comentas Lancaster le habra dado muchas vueltas al partido de Cardiff, se vio una Inglaterra impotente en ataque, asi que me alegro si hay predisposicion por su parte para jugar mas abierto.

Para mi la clave de Australia es que funcionen Genia/Cooper, le cambia la cara a ese equipo y ademas los contagia. Sigo pensando que McKenzie esta dudando en si tirar por el juego Brumbie de este año o por los Reds. Ambos registros tienen sus pros y contras, esperemos que logre el equilibrio.
Lo que me sigue sin convencer nada es poner a Fardy, teniendo esas criaturas de los Reds esperando una oportunidad y con una pinta magnifica.. Jake Schatz, Liam Gill o Ed Quirk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: