Meyer contra el oscuro pasajero

30 09 2013

Para arrebatarle a Nueva Zelanda el Rugby Championship los Springboks necesitarán al menos cuatro ensayos y una diferencia de ocho puntos frente a los All Blacks, en la última jornada del torneo, este sábado próximo: es decir, ganar el partido, hacerlo con punto bonus ofensivo y evitar que los neozelandeses sumen el defensivo… Naturalmente, tampoco el ofensivo. La amplia victoria de Sudáfrica frente a los Wallabies incluyó una decepción mayor por debajo del rotundo marcador (28-8): al equipo de Heineke Meyer se le escapó el quinto punto, un extra que los hubiera aproximado algo más al trofeo que el sábado defenderán los All Blacks. Tal y como están las cosas, la victoria negra se antoja incontestable.

Sudáfrica jugó un excelente partido, pero volvió a traicionarla su naturaleza agresiva, que va tomando ya la forma de un enemigo interior que Heineke Meyer debería conjurar si quiere que su equipo alcance la cima del mundo. En 20 minutos los sudafricanos resolvieron la disputa con una superioridad aplastante ante un rival, Australia, que pareció un triciclo enfrentado a una apisonadora. Como dice Quade Cooper, a los Wallabies se les han terminado las excusas. Su objetivo vuelve a quedarse en evitar que los Pumas los conviertan en su primera víctima en este Championship. Un año, un entrenador y bastantes jugadores más tarde, Australia continúa en el hoyo y sin diagnósticos válidos para afrontar su recuperación. Los Pumas estuvieron lo suficientemente cerca de la victoria ya en la ida como para pensar que pueden hacerlo… aunque necesitarán más de lo que ofrecieron el sábado contra Nueva Zelanda. O mejor: lo mismo, pero de forma sostenida durante todo el partido.

Strauss acaba en el primer ensayo del partido una carga de los Springboks: el talonador ya ha anotado dos en este torneo.

Strauss acaba en el primer ensayo del partido una carga de los Springboks: el talonador ya ha anotado dos en este torneo.

Leer el resto de esta entrada »





Bárbaros solidarios

20 09 2013

Aún anochecía en Santiago, con una última luz devastada de tragedia, cuando el rugby español se propuso levantar un homenaje a las víctimas de la curva de Angrois. Fue entre los pedidos de auxilio, el fragor de las llamadas informativas y las imágenes que aún no podían, ni podrán jamás, dar cuenta de la minuciosa, dolorosa arquitectura de todos y cada uno de los dramas íntimos que iban a nacer del accidente ferroviario. El cornetín fue un tuit de Fermín y la respuesta, con la inmensa tramoya de todos los que han participado en su organización, quedará expresa este sábado en el Torneo de Rugby Solidario en Homenaje a las Víctimas del accidente del Alvia Madrid-Santiago.

image

 

Leer el resto de esta entrada »





A propósito de Poite

17 09 2013

Antes de decir ninguna otra cosa, propondré una reflexión modesta, que no pretende adoctrinar, reunir adeptos, actuar como alegato, corregir actitudes ni enseñarle a nadie nada que no sepa o, incluso, que no le interese aprender. Sólo defenderemos un modelo, con mejor o peor fortuna y sin exculparnos de algunas modestas iniquidades cometidas en un rectángulo de juego. El respeto al árbitro, igual que la consideración por los rivales, no deberían interpretarse como fastidiosas obligaciones de un jugador de rugby. Si lo miramos así, un error grueso como el de la jugada de Du Plessis siempre lo veremos como la oportunidad de sentirnos moral y deportivamente maltratados; y por tanto, autorizados para la protesta, la desconsideración y el menoscabo. No sólo de la equivocación del juez, sino también de sus intenciones. Y eso, aun admitiendo que también un árbitro puede inclinar la balanza con decisiones repetidamente parciales. Todos hemos vivido situaciones así en partidos de rugby pequeño: cuando un árbitro nos fríe a golpes y pasa por alto las infracciones del rival en los rucks… Sí, eso genera una frustración terrible. Es verdad.

Poite expulsa a Bismarck du Plessis en el Eden Park de Auckland, el pasado sábado: la actuación del árbitro francés marcó el desarrollo del partido y provocó una oleada de protestas, poniendo de nuevo al rugby ante el fantasma de la traición a sus propios valores.

Poite expulsa a Bismarck du Plessis en el Eden Park de Auckland, el pasado sábado: la actuación del árbitro francés marcó el desarrollo del partido y provocó una oleada de protestas, poniendo de nuevo al rugby ante el fantasma de la traición a sus propios valores.

Leer el resto de esta entrada »





El Eden en llamas

12 09 2013

Los neozelandeses parecen a simple vista un pueblo de carácter expansivo, con esa traza exuberante del gen oceánico que de modo tan preciso encarna su modo de jugar al rugby. Si alguien nos pide que definamos a un surafricano (siempre desde el punto de vista del rugby, para no hacer antropología barata), seguramente pensaremos en alguien adusto, duro como un pedernal, aferrado a sus convicciones, quizás con una huella centroeuropea expresa en su tenaz determinación. Pendenciero y peleador si llega el caso; y deseando que llegue… Todo eso viene resumido en el modo en que uno y otro equipo han definido el partido que van a jugar este sábado: “Es el partido más importante desde la final de la Copa del Mundo, los Boks son nuestro mayor reto”, han subrayado en el campamento neozelandés. “Es el partido más importante en la etapa de Meyer”, rebajan el tono del lado bokke, donde el entrenador ha alimentado el perfil de aspirante de forma deliberada. Es, para cualquiera que lo mire desde fuera, EL partido: y, en una perspectiva más amplia o un exceso profético, el arranque de un duelo que culminaría en el Mundial de 2015. En juego, la vigencia del reinado All Black.

dagg

Leer el resto de esta entrada »





¿Debería Australia aprender de los Pumas?

9 09 2013

Puede que haya llegado el momento de que alguien se siente en una mesa (ese alguien bien podría ser Ewen McKenzie, el seleccionador) y, ante la evidencia de las pruebas reunidas, admita: “Es oficial, los Wallabies están en un laberinto“. Sudáfrica le pasó por encima a Australia el sábado, ante su propia gente, en la tercera jornada del Rugby Championship. Y si se dice le pasó por encima, no es sólo que lo superó deportivamente (el resultado de 12-38 no ofrece dudas), sino que le pasó por encima, de forma literal. Como una aplanadora. Como una hormigonera. Como una picadora de carne. Y lo hizo despacio, sin alardes exhibicionistas, a la manera surafricana, reduciendo al contrario con paciente brutalidad, en cada contacto; una superioridad física expresa segundo a segundo del partido y que asfixió durante una hora la resistencia australiana, hasta las explosiones finales en forma de ensayo: Le Roux, también desde el ala, y Kirchner. Suráfrica es ahora mismo un equipo constrictor, de los que te vacía de aire a puro tortazo. Pero hay otra cuestión que salta a la vista: Australia, hoy por hoy, no está preparada para asumir la demoledora exigencia física del rugby de sus rivales.

Kieran Read descarga de forma maravillosa el balón para ensayo de Savea, con el medio de melé Landajo en un intento de detener la marca. AFP PHOTO / Michael Bradley

Kieran Read descarga de forma maravillosa el balón para ensayo de Savea, con el medio de melé Landajo en un intento de detener la marca. AFP PHOTO / Michael Bradley

Leer el resto de esta entrada »