Carter y el rugby total

22 07 2013

Hacia el último cuarto de hora del partido entre los Crusaders y los Reds, primera eliminatoria de clasificación a semifinales del Super 15, apareció sobre el campo con el número 19 subido en la espalda un señor llamado Richie McCaw. Venía de pasar un año sabático, pero cuando enfiló hacia el césped no tenía aspecto de haber transitado estos últimos meses tomando caipirinhas en la playa. McCaw da el perfil de un jefe de departamento que se pasará las vacaciones llamando a las dos de la mañana a sus discípulos (digamos un Liam Messam o un Sam Cane) para sostener largas conversaciones acerca de los detalles del último partido. Lo que diríamos un hombre intranquilo. Por su semblante camino del campo daba la impresión de que hiciera sólo cinco minutos que los All Blacks habían perdido en Twickenham, su último partido en noviembre. McCaw salió cuando los Crusaders ya habían resuelto de forma sumaria el encuentro (9-38 al final) y contratado su billete para disputarles las semifinales a los vecinos de Waikato, los Chiefs. Al ver a McCaw, bromeamos unos y otros: “Un poco de orden por fin, ya está bien de que los árbitros piten lo que quieran”. Hubo apuestas a ver cuánto tardaba en cometer un golpe de castigo y escenificar uno de sus célebres numeritos: “Was it me, ref!!!???”. En lugar de eso, lo que ocurrió es que, en menos de 15 segundos, Richie rompió incrustado en la línea y los ‘Saders ensayaron otra vez: set-piece a la salida de la touche, filtración de ese ectoplasma cimbreante en que a veces se convierte Dan Carter y marca de Ryan Crotty.

En el fondo, el regreso de McCaw tiene más de folklore que de peso verdadero a la hora de explicar la victoria de los Crusaders: gente como Carter, Sam Whitelock, Crockett, Crotty o Read fueron los artífices de un triunfo expansivo, que anima las apuestas frente a los vigentes campeones, los Chiefs. Su cruce con los Reds no tuvo otra dirección que el asombro ante el juego de ruptura y descarga de los Crusaders, incontenibles en algunos momentos del segundo tiempo. El encuentro merece ser revisitado, a pesar de que le faltaran algunos aspectos capitales en un choque de eliminatoria: la competitividad de los dos rivales, algo de emoción en el marcador. Sin embargo, la exhibición del bloque de Canterbury resultó tan estimulante que basta para el entretenimiento. Y además, está lo de Carter, que ya cuesta definirlo. Hay que verlo: 20 puntos, un ensayo, las jugadas y los pases de otros dos de Crotty, tres golpes anotados, tres transformaciones, seis de ocho con el pie. Y la sensación de que de su mano y a su alrededor nace algo parecido al rugby total. Si será suficiente para reinaugurar la dinastía de los Crusaders, habrá que verlo. Pero fue un partido extraordinario desde cualquier punto de vista.

Los Reds acabaron, como muestra la jugada defensiva que precede al ensayo de Crotty, perseguidos por las hienas: en retroceso y sin posibilidad de penetrar la tupida defensa neozelandesa. No fue sólo un tratado sobre el arte de playing the shoulder (el término que usan allá para definir el juego de apoyo en descarga tras contacto), de cómo ganar la línea de ventaja, jugando dentro de la perdida defensa interior de los Reds, y generar superioridades en el pase… No sólo eso: es que en defensa los Crusaders impusieron el cuerpo, la dureza, el contacto y el compromiso en cada jugada. Su ocupación y recolocación en el campo fue primorosa: en algún momento pareció que los 15 de los Reds jugaban contra no menos de 38 Crusaders. El retorno diferido de aquella final de 2011 en Brisbane, que ganaron los Reds.

Esta vez Will Genia volvió a quedarse solo, sensación que no le es desconocida en los últimos tiempos. Su pareja en la construcción del juego anduvo ausente. El choque no le hizo ningún favor a Quade Cooper: el apertura pareció traspapelado. Los números en el primer tiempo revelaron la levedad de su presencia: ni un solo placaje defensivo, ni un solo contacto ofensivo. Anotó los nueve puntos de los locales con el pie, eso sí. Liam Gill vio desautorizado un ensayo por el TMO y eso fue lo más cerca que estuvieron los Reds de la marca. Canterbury sigue imbatido en casa. Abrió enseguida la lata con dos ensayos y el equipo de Ewen McKenzie fue colina abajo de ahí en adelante. Un mal augurio para el nuevo seleccionador de Australia, que comienza ahora a preparar el Rugby Championship: “Estoy desilusionado, pero prefiero acordarme de mis cuatro años aquí, no de esta noche en concreto”.

Los Crusaders avanzaron así un paso más en busca de su octavo título (el último data de 2006). Chiefs y Bulls esperaban rivales para las semifinales y la otra plaza se la jugaron el domingo en Camberra los ACT Brumbies y los Cheetahs. El partido fue el antónimo del disputado en Christchurch. Una victoria apretadísima de los Brumbies (15-13), con los Cheetahs (el equipo debutante en estos play-off) a punto de forzar la prórroga en una transformación final escoradísima que Riaan Smit no pudo pasar por muy poquito: “Tuvimos suerte con esa patada“, fue el lacónico y generoso comentario del técnico de los Brumbies, el sudafricano Jack White. Parecía ir dentro, pero cayó a un lado. Y los Brumbies viajarán a Pretoria para enfrentarse con los Bulls de Morné Steyn et al. Loftus Versfeld aún no ha visto perder a su equipo este año.

La victoria australiana la firmó Leali’ifano con el pie: los 15 puntos salieron de golpes castigo y fueron suficientes para rebasar los dos ensayos de los Cheetahs. Jack White había advertido acerca de lo que llamaríamos una doble moral en el plan de juego de los sudafricanos, el tercer equipo con menos ensayos anotados (38) del Super 15: “Existe esta percepción, que funciona de un modo extraño, de que algunos equipos anotan un montón de ensayos y corren desde cualquier parte del campo. No es el caso de los Cheetahs: creo que probablemente son uno de los equipos más conservadores del Super 15. Son tan conservadores y patean tanto como los Reds: patean a tu campo, esperan tu error y entonces golpean“, definió White.

El caso es que las dos marcas fueron sudafricanas. Después de un primer cuarto de hora sin entrar en el partido, Johann Sadie apoyó el primero en la salida de una touche. Benjamin añadiría el segundo al final. Durante todo el partido fue creciendo la importancia de las fases estáticas en un choque muy cerrado, en el que el break-down se convirtió en una jungla patrullada por el árbitro Glenn Jackson. Los Cheetahs salieron mal parados. Hubo poco espacio para la carrera y escasa vistosidad. El choque, eso sí, tuvo una intensidad enfermiza. Leali’ifano erró dos de sus primeras patadas, pero recompuso el pie a tiempo para hacer la distancia necesaria.

Lood de Jager, en una de sus potentes cargas: dominador en la touche, compromete el cuerpo en las melés abiertas y es capaz de llevar la pelota al contacto. Un jugador con un aspecto fantástico para el futuro Springbok.

Lood de Jager, en una de sus potentes cargas: dominador en la touche, compromete el cuerpo en las melés abiertas y es capaz de llevar la pelota al contacto. Un jugador con un aspecto fantástico para el futuro Springbok.

Contra cualquier previsión, los sudafricanos sufrieron mucho en la melé: las embestidas de los Brumbies resultaron tremendas, y en esa primera línea cuasi Wallabie (Stephen Moore y Ben Alexander) se levantó por encima de todos el pilar izquierdo: Scott Sio, tremendo scrummager, que le procuró una tarde de perros a Adriaanse. Nacido en Sydney, internacional sub-20 y promocionado al equipo de 31 hombres de Robbie Deans en la reciente gira de los Lions, Sio fue captado por el los Brumbies en un campamento de identificación de jóvenes talentos. Pese a la convocatoria con los Wallabies, Deans le permitió disputar con su equipo provincial el choque contra los Lions que los Brumbies les ganaron a los muchachos de Warren Gatland: la primera victoria de un club frente a los turistas británicos en más de 40 años. Sin perjuicio de mejores opiniones, aquí vemos claro que Sio es el próximo pilar izquierdo de Australia, más pronto que tarde.

Los Cheetahs se fueron del campo tan orgullosos como derrotados. No sin razón para ello, desde luego. Les queda una gran temporada para construir sobre ella; son un equipo en el que sólo dos hombres (Adriaan Strauss y Sadie) tenían experiencia en eliminatorias del Super 15. Aquí nos impresionó en sus filas un joven de 20 años: el segunda Lood de Jager, un ángelito de 2,06 y rostro aniñado, que ya conoce la brutalidad y sus posibilidades. Algo siempre factible cuando el asistente de entrenador de tu equipo se llama Oos du Randt. De Jager parece otro proyecto tremendo en la inagotable factoría de delanteros bokke. Heineke Meyer tiene la carnicería abarrotada.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

30 07 2013
peleida

buenos dias mario y gracias por seguir aqui. es un alivio poder leerte

carter es un grande , yo desde luego lo considero el mejor diez que he visto , el mas completo no tiene el 10(o 12 mejor) de johnny en patada , pero si es un 9 o 9,5 y en los demas aspectos del juego es tremendo.

capaz de correr , de placar , distribuye muy notablemente , elige bien , y ademas con su capacidad de carrera obliga a los defensas a ir a cerrarle a el y dejar algo mas de espacio para sus centros o alas(y como bien sabemos todos los centros y alas en nueva zelanda suelen ser aficionadillos)

una pena que no pudiera jugar los ultimos partidos del mundial merecia ser campeon desde la cancha.

no dire que es el mejor de siempre no juzgo a los que no he visto, pero de los que he visto si me parece el mejor el mas completo , como bien dices jugador total.

28 07 2013
Miguel

Aunque no sea el tema principal del post, a mi Carter me parece el mejor 10 que he visto en mi vida. No tiene la epica ni el romanticismo que puede tener Wilkinson por ejemplo pero es inigualable en la mayoria de aspectos del juego.
Me da mucha pena que haya pasado de puntillas en las tres citas mundialistas que ha estado: en Australia era un crio de 20 años que tenia a Spencer por delante, y en Francia y Nueva Zelanda las lesiones le impidieron darlo todo.

29 07 2013
ornat

Bueno, puede ser que Dan Carter también sea el mejor que yo he visto, aunque nunca puedo estar seguro de esto y en consideraciones así intervienen gustos personales que sería inacabable contrastar o discutir. A Wilkinson lo he considerado mucho más en su última época en Francia que antes. Personalmente tengo idealizado el recuerdo de Jonathan Davies, antes de su paso por el rugby league. No vi lo suficiente a Hugo Porta, no puedo recordar a Barry John o Phil Bennett, ni al australiano Mark Ella, retirado prematuramente a los 25 y al que mucha gente considera uno de los grandes de todos los tiempos. Recuerdo con gran asombro el periodo de Mehrtens al frente de Nueva Zelanda y la clase de Michael Lynagh. Sólo sé esto: que el partido que le vi jugar a Carter en Murrayfield el pasado mes de noviembre fue una de las exhibiciones más emocionantes que le haya observado jamás a un jugador de rugby en directo. Me pareció maravilloso en todo.

23 07 2013
Payoranger

Y en cuanto a decisiones tácticas de los Cheetahs en los últimos 10 minutos, muuuuy discutibles. Estando a 7, con un par de golpes bajo palos, vete a por 3 y luego busca un ensayo como sea (el ensayo llegó, pero la transformación no). Evidentemente, a toro pasado, es muy fácil, pero los comentaristas lo estaban hablando durante el partido, no era tan difícil pensarlo y no fue una vez, si no dos, un golpe en el 73 y otro en el 75, que jugaron a la mano y de los que no sacaron nada hasta el minuto 79 con el ensayo.

23 07 2013
ornat

Absolutamente de acuerdo. Ahora, para estas cosas yo (casi) siempre suelo tener una cierta indulgencia. El error en caliente, cuando estás empujando para entrar y ves que podrías entrar y que queda poco tiempo… En el pecado está la penitencia. No debería suceder, pero sucede. En realidad, el deporte son errores.

23 07 2013
Payoranger

Va a estar interesante la semi kiwi, mucho más que la otra, no vi a los Brumbies muy allá en los cuartos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: