Los hombres de rojo

3 05 2013

Warren Gatland entregó el martes pasado la lista de los 37 jugadores que el 1 de junio iniciarán la esperada gira de los British & Irish Lions por Australia: un contingente capitaneado por el galés Sam Warburton, que disputará tres tests frente a los Wallabies y siete partidos más contra diferentes rivales del Super 15 (Western Force, Queensland Reds, NSW Waratahs, ACT Brumbies y Melbourne Rebels) y dos combinados (Barbarians y un Combinado New South Wales/Queensland). La serie dará comienzo el 1 de junio próximo contra los Barbarians en Hong Kong. Los choques ante Australia tendrán lugar los días 22 de junio (Suncorp Stadium), 29 de junio (Etihad Stadium) y 6 de julio (ANZ Stadium). El programa completo de la gira se puede seguir en este enlace.

La convocatoria ha sido analizada ya desde múltiples puntos de vista, tanto en los países británicos e Irlanda, como desde luego en Australia. La primera y evidente noticia fue la ausencia de Jonny Wilkinson, que Warren Gatland explicó como decisión del propio apertura inglés. Wilkinson ya había declarado hace meses su escepticismo, cuando su nivel de rugby comenzó a justificar la posibilidad de una última gira con los turistas de rojo. Lo hizo a su manera elegante y despojada: “Los Lions no me necesitan”. En realidad, cualquiera sabe que sí, que cualquier equipo necesita a un tipo como Wilko si él está en forma y, sobre todo, si se anuncian situaciones de máxima presión. Los Lions son, probablemente, el escenario más exigente al que se puede enfrentar un jugador en el Hemisferio Norte. Pesan la tradición, el prestigio y la expectativa. Gatland explicó que había dialogado con Wilkinson tras la semi con los Saracens y que éste le dijo no sentirse físicamente dispuesto para someterse a la demanda física y mental de una gira con los Lions: “Le llamé (después del partido Saracens-Toulon) y me dijo que no estaba disponible. Le dije que quería que todo el mundo viajase para el primer partido en Hong Kong y él me respondió que no podía comprometerse porque se debe al Toulon. Me dijo que me agradecía la llamada, pero que anda muy tocado físicamente y que va controlándose semana a semana; Me sujeto con alfileres, es muy probable que tenga que volver a operarme”, le dijo Wilkinson a Gatland.

Warren Gatlan y su capitán, Sam Warburton, con el león que sirve de mascota e imagen promocional de los Lions. Una decisión de mucho peso que ha provocado algunas dudas en el entorno, pero absolutamente ninguna en el entrenador de los Lions.

Warren Gatlan y su capitán, Sam Warburton, con el león que sirve de mascota e imagen promocional de los Lions. Una decisión de mucho peso que ha provocado algunas dudas en el entorno, pero absolutamente ninguna en el entrenador de los Lions.

Así que ahí acaba el asunto Wilkinson: ni va en el grupo ni estará considerado entre los posibles sustitutos, un grupo de jugadores cuya identidad no se ha desvelado, y que quedan pendientes de una llamada para incorporarse en caso de lesión. Por lo demás la lista, como decíamos, puede mirarse desde muchos puntos de vista. De los 37 llamados, 15 pertenecen a Gales, y han sido pupilos de Gatland en esa selección (hay que recordar que el neozelandés está de excedencia con la federación galesa para dirigir a los Lions en esta gira). La elección de Warburton como capitán (en lugar de O’Driscoll o Paul O’Connell, los dos veteranos irlandeses) ha dejado la duda de su asunción de lo que significa ser el estandarte de los Lions: “Lo sabía desde nueve o diez días antes y tuve que guardar el secreto: me estaba devorando vivo”, exclamó Warburton en su cuenta de Twitter cuando se hizo pública su capitanía. El flanker galés ya debió ser relevado de la capitanía de Gales durante el Seis Naciones y fue esa liberación la que le permitió volver a su mejor nivel. Habrá que ver cómo responde ahora. El revés de esa elección es Robshaw, en todos los sentidos del término: es el tercer capitán de Inglaterra en la era profesional que no va con los Lions. Los otros, Phil de Glanville en 1997 y Steve Borthwick hace cuatro años. Stuart Barnes subrayó: “Debe de sentirse, ahora mismo, el hombre más desafortunado de Inglaterra”. Parece raro que el capitán de la Rosa no esté con los Lions, aunque uno, sinceramente, está de acuerdo con que vayan otros por delante. Luego hablamos de eso…

En Australia han hecho chanza de la elección de Warburton y lo comparan con un capitán de Copa Davis: es el responsable oficial del grupo… pero no juega. Los aussies no ven a Warburton en el XV de Gatland. A los aussies, dicho sea de paso, les encantan este tipo de provocaciones políticamente incorrectas en el deporte. Los análisis en la prensa down under fueron de lo más sabroso. El siempre lenguaraz David Campese habló de Owen Farrell: “No puedo creer que Farrell sea el número 10: su juego es fácil de anticipar y previsible”. El Sydney Daily Telegraph habló de la diversa procedencia de los Lions 2013: “Gatland reúne a unos Lions de aquí y de allá”. Y agregaba su analista Jamie Pandaram: “Un descarte kiwi y un surafricano sancionado por consumir cocaína se incorporan a los Lions. No es una broma…”. Se refería, naturalmente, a Sean Maitland, el ala neozelandés que juega con Escocia, y a Matt Stevens, pilar inglés de origen springbok, nacido en Durban, quien estuvo dos años sancionado, entre 2009 y 2011, por consumo de cocaína. También en Inglaterra la llamada de Stevens mereció algún comentario repleto de ácido: “Stevens deja de jugar con Inglaterra y va con los Lions; Robshaw lidera al equipo dando un gran ejemplo todo el año y no lo llaman. Una decisión controvertida”, dijo Alex Spink en el Daily Mirror.

1strow

Cian Healy (Irl), Richard Hibbard (Gal), Adam Jones (Gal), Gethin Jenkins (Gal), Dylan Hartley (Ing), Mako Vunipola (Ing), Matt Stevens (Ing), Tom Youngs (Ing), Dan Cole (Ing).

Por puestos, la primera línea la conforman cinco ingleses, tres galeses y un irlandés. Uno extraña al escocés Ryan Grant, que hizo un gran Seis Naciones. Es controvertida la preferencia de Gatland por Gethin Jenkins, pilar suplente en Toulon: su presencia despierta la duda que cabía con Wilkinson, dado que juegan en el mismo club: ¿Lo liberará Bernard Laporte para la primera cita con los Barbarians? Por lo demás, Jenkins es un primera línea formidable. Hibbard, un outsider, se cuela en el trío de talonadores con los dos ingleses, Tom Youngs y Dylan Hartley. El galés se ganó su puesto en buena ley durante el Seis Naciones, con una importancia creciente en el juego de delantera de su equipo. Mako Vunipola puede ser  considerado la sorpresa, pero sinceramente está haciendo un un gran final de campaña. Es un pilar dinámico en el juego abierto y duro en el contacto. La presencia de Hartley parece indiscutible, acordado que tenga la cabeza en su sitio, lo que no parece fácil. Pero si hablamos sólo de juego y prestaciones, siempre lo preferimos por delante de Tom Youngs. Puede que esto sea un prejuicio, en todo caso confesable y confesado. Respecto a Matt Stevens, más allá de su pasado, es un pilar de libro. Los tres restantes son unos clásicos: Cian Healy y dos gigantes que pelearán por el puesto de número 3: Dan Cole y Adam Jones. Duelo tremendo.

2ndrow

Ian Evans (Gal), Richie Gray (Esc), Paul O’Connell (Irl), Geoff Parling (Ing), Alun-Wyn Jones (Gal).

En la segunda línea también dominan los galeses: Ian Evans logra su promoción por delante de otras apariciones de los últimos tiempos, particularmente la de Joe Launchbury: una de las ausencias más comentadas. Sin embargo Launchbury, imperial en los tests de otoño, rebajó de forma notable sus prestaciones en el Seis Naciones. Ahí, Geoff Parling fue el gran segunda inglés: los esfuerzos han pasado factura a Launchbury, aunque su presencia tampoco habría extrañado. El regreso de O’Connell nunca puede ser discutido desde el punto de vista emocional. Es un león con todas las de la ley. Su fiereza competitiva se impone a la duda de su ausencia en el 6N. Richie Gray no ha tenido su mejor año, pero es un segunda con pocos parangones en el Hemisferio Norte. Con Evans, Parling y Alun-Wyn Jones, uno de los héroes menos renombrados pero más importantes del renacimiento galés, conforman una segunda línea en la que nos hubiera gustado ver al guerrero Jim Hamilton, y en la que extrañamos a un irlandés al que aquí le tenemos fe inquebrantable: Donnacha Ryan, uno de los mejores segundas del Seis Naciones, olvidado esta vez por Gatland.

3rdrow

Sam Warburton (Gal), Justin Tipuric (Gal), Sean O’Brien (Irl), Dan Lydiate (Gal), Jamie Heaslip (Irl), Toby Faletau (Irl), Tom Croft (Ing).

Todos los analistas coinciden en que Gatland ha hecho un equipo pensado para frenar a Australia en el break-down, e impedir la velocidad de la línea wallaby en campos previsiblemente veloces: “Gatland ha reunido un grupo de grandes pedazos de carne roja”, titulaba estos días un diario aussie: es decir, jugadores de gran tamaño para desafiar físicamente a los australianos y tratar de dominar el juego a partir de ese concepto que tanto gusta manejar en el rugby anglosajón: physicality. El gusto por los jugadores de imponente estructura siempre estuvo en las preferencias de Gatland. La mezcla que sale en esta tercera línea cumple esos parámetros. Warburton, Tipuric y Lydiate componen el contingente galés: Gatland les tiene una fe inconmensurable. Uno hubiera pensado que Ryan Jones (otro unsung heroe en el triunfo del Dragón en el Seis Naciones) lo merecía más que Lydiate, por ejemplo. Al menos teniendo en cuenta que éste ha pasado seis meses de la última temporada recuperándose de una fractura en el tobillo. A los 25 años, Lydiate ha atravesado por todos los estados: hace seis años un placaje terrible en Perpignan le rompió los ligamentos del cuello. Antes de someterse al bisturí, hubo de firmar un documento de consentimiento en el que el equipo médico advertía que el más mínimo error podía costarle pasar el resto de su vida en una silla de ruedas. En este tiempo, hasta hace un año, la pareja Lydiate / Warburton (compañeros de habitación, amigos y residentes en la tercera galesa) era incontestable. En el hueco se coló Tipuric, ahora también un Lion gracias a algunos momentos de gigantesca promesa en el último Seis Naciones: “Un flanker cuyo juego provoca titulares”, lo ha calificado, un poco despectivamente, Stuart Barnes, ex apertura de Inglaterra y fino analista de Sky Sports. Aquí Tipuric nos convenció plenamente. Más que Sean O’Brien (respecto a estados de forma), y mucho más que el mismo Robshaw, si vamos a eso. Sinceramente, Robshaw parece un flanker cumplidor, disciplinado y con un altísimo ratio de trabajo. Un tipo defensivamente notable y fiable con la pelota: con Inglaterra asume mucho balón, pero pocas veces va más allá de la percusión y el reciclaje: no la pierde, pero no nos parece un flanker que ofensivamente dé gran cosa, que haga cosas decisivas, que rompa y gane líneas de ventaja o desborde. Algo parecido ocurre con el escocés Kelly Brown, el otro capitán ausente de las home nations. Los números de ambos fueron magníficos en el 6N, particularmente los de Brown en placajes. Habrá que ver en qué estado llega a los partidos Jamie Heaslip y parece absolutamente indiscutible Toby Faletau. ¿Alguna añoranza más firme que esas dos? Tal vez un par de debilidades: el inglés Ben Morgan los ingleses Tom Croft y Ben Morgan. Este último, sin embargo, volvió a jugar el 20 de abril con Gloucester, tras su lesión. Frente a los Saracens hizo un partido monumental.

Conor Murray (Irl), Mike Philips (Gal), Ben Youngs (Ing).

Conor Murray (Irl), Mike Phillips (Gal), Ben Youngs (Ing).

Owen Farrel (Ing), Jonathn Sexton (Irl).

Owen Farrel (Ing), Jonathan Sexton (Irl).

La bisagra de los Lions, a falta de mejores opiniones, parece que debería estar compuesta por Mike Philips en el número 9 y Jonathan Sexton en el 10. Hoy por hoy, los consideramos indiscutibles. No andan sobrados de medios de melé los Lions. Conor Murray protagonizó un 6N bastante pálido: si insistimos en la referencia del torneo es porque el mismo Gatland lo calificó como el baremo fundamental para hacer la lista, para la que también dijo haber necesitado “siete reuniones y mucha discusión” con sus ayudantes: Rob Howley (entrenador de ataque), Andy Farrell (defensa) y Graham Rowntree (delantera). Ben Youngs es un medio de buen equilibrio defensivo y ofensivo, capaz de atacar huecos con una explosividad temible, aunque con Inglaterra su reciclaje adquiere muchas veces un deje rutinario, y de usar su velocidad para cerrar placajes de cierta providencia. Phillips se nos hace indiscutible: si se trata de poner carne (roja) en el asador, el muchacho asegura un buen solomillo: 191 centímetros y más de 100 kilos de medio de melé. De los aperturas, está todo dicho: Sexton no admite discusiones como primera opción. No hay mucho más que extenderse al respecto, aun a pesar de su lesión en el Seis Naciones. Farrell, mientras, aparece como uno de los jugadores más opinables del planeta: cuidado y apreciado por todos sus entrenadores, indiscutible con el pie, queda la duda de su creatividad, su lectura de las defensas rivales, la amenaza con la pelota y el juego a la mano. ¿No son demasiadas preguntas para un número 10 de los Lions? Stuart Hogg, por cierto, será el 10 de cobertura: el escocés va con los Lions como zaguero, pero puede ser reutilizado por Gatland, dado que el técnico ha optado por dos dieces y no ha llevado a un tercero versátil, como se esperaba.

Jonathan Davies (Gal), Brian O'Driscoll (Irl), Jamie Roberts (Gal), Manu Tuilagi (Ing).

Jonathan Davies (Gal), Brian O’Driscoll (Irl), Jamie Roberts (Gal), Manu Tuilagi (Ing).

El cuarteto de centros insiste en la idea del físico. Incluye, cómo no, al incombustible Brian O’Driscoll, una alegría que cualquier aficionado al rugby está dispuesto a celebrar. No sólo por las implicaciones emocionales o admirativas que rodean a BOD, sino porque a la vuelta de sus lesiones ha jugado a un nivel formidable, particularmente en el 6N. Parece haber afinado su estructura para mantener el punto, pero sigue jugando de lujo con la pelota y sin ella. Habrá que ver cómo mezcla a sus dos titulares Gatland porque, de los cuatro, sólo Jonathan Davies juega como primer centro de manera habitual. Es de suponer que O’Driscoll se venga al inside, como le llaman los anglosajones y argentinos, para explotar por fuera la potencia desatada de Jamie Roberts y Manu Tuilagi. La competencia por esos dos puestos va a ser interesantísima: Gatland ha reunido un poker magnífico, una fuerza abrasiva de choque multidimensional: placadores, percutores, potentes, finalizadores… En el centro del campo, la batalla promete ser una conflagración con todas las de la ley.

Tommy Bowe (Irl), George North (Gal), Sean Maitland (Esc), Alex Cuthbert (Gal).

Tommy Bowe (Irl), George North (Gal), Sean Maitland (Esc), Alex Cuthbert (Gal).

Leigh Halfpenny (Gal), Stuart Hogg (Esc), Rob Kearney (Irl).

Leigh Halfpenny (Gal), Stuart Hogg (Esc), Rob Kearney (Irl).

Los tres del fondo en la nomenclatura del Hemisferio Sur (el back three, es decir zagueros y alas) es, como mandan los cánones, una mezcla explosiva. Algo particularmente importante frente a un equipo como Australia, que en su mejor versión tiene dinamita allá atrás. Entre los alas, poco que decir sobre Tommy Bowe y George North, dos Lions automáticos. La sorpresa está en la llamada de Alex Cuthbert y en la velocísima promoción de Sean Maitland, neozelandés de origen y reclutado por Escocia gracias a la ascendencia glaswegian de sus abuelos. La inclusión de Cuthbert resume, una vez más, el peso del Seis Naciones en la elección de Gatland y el efecto multiplicador del último partido ante Inglaterra. Respecto a Maitland, cualquiera podía imaginarse que o bien él o bien Tim Visser, el otro nacionalizado del Cardo, podían ser candidatos a la gira. Fuera quedan, de forma sonora, Chris Ashton, una decisión que hace justicia a su mediocre temporada; y otro inglés, Mike Brown, obligado al ostracismo en muchas ocasiones por la estrechez del juego de Inglaterra o la capitalización de balones de Tuilagi. De los zagueros, nada se puede discutir de Halfpenny, soberbio desde hace mucho en su reconversión a número 15, o de un clásico del tamaño de Rob Kearney. El escocés Stuart Hogg completa con su incendiaria velocidad una terna versátil, que ofrece combinaciones a Gatland si el entrenador las quiere explotar. Y motivos de preocupación a Robbie Deans, más allá de la que parece más evidente: cómo frenar a un equipo de leones que parecen rinocerontes. “Australia pierde el primero; gana el segundo y el tercero”. Ese es el pronóstico del elocuente Campese… Es la hora de apostar al 15 rojo, impar y gana. O no. Hagan juego, señores…

Anuncios

Acciones

Information

15 responses

29 05 2013
fer_almogavar

Por suerte o por desgracia, creo que ahora si que Best va a ir con los Lyons ante la sanción de Hartley. Una pena que la sanción no le haya caído a Youngs que también estaba en la gresca. De todas formas, creo que Hartley no iba como talona titular. Es tarea de Best ahora el ganarse el puesto

10 05 2013
peleida

buenos dias, el trabajo me tiene alejado del mundo y veo que nos hemos exiliado a algun lugar mejor. alla voy

gran entrada otra vez mario, leerte es un placer siempre.

hay los hombres de rojo que pena lo de wilko , sigue siendo un fuori clase , yo tengo una esperanza y es que esos dos meses que pasen juntos el tal manu(no doy el balon a mi ala ni aunque este solo y yo con 7) tuilagi pueda aprender algo del mejor 13 que este juego vio. ojala algo aprenda y se convierta en un jugador mejor

como casi todos me alegro de que no este ashton y veo la tercera linea y si llegan en forma puede ser….

eso si no puedo con philip, cada uno tenemos nuestras fobias, y sobre robshaw yo tampoco lo hubiera llevado cumplidos, fajador pero poco mas cualquiera de los que lleva en tercera lo supera en mi opinion.

ojala la serie sea divertida, veremos que partidos plantea australia y que decide gatland , pero ver a odriscoll entre la increible y sureña (por el estilo) linea galesa promete

9 05 2013
Tuboramix

Buen análisis Maese Ornat. Yo creo que Gatland tiene un marcado estilo de juego y se ha llevado a aquellos que el cree que se adaptarían mejor.
A mi me faltan Best y Laidlaw, pero, sobre todo, Ryan, si no está lesionado, no comparto su falta para nada.
No me gusta Tuilagi, hubiese preferido otro apertura y jugar con la posibilidad de poner a Farrell de centro, pero bueno.
Me alegra que no haya llamado a Ashton, no puedo con ese tipo, lo siento.
Lástima lo de Wilko, para un progalés como yo, verlo vestido de rojo, siempre es un placer…..
Dicho lo cual, con el equipo que hay, voy a ser valiente y dar un quince:
Kearny, Halfpenny, BOD, Roberts, Bowe; Sexton, Phillips; Healy, Hartley, Jones, O´Connell, Alun-Wyn, Lidyate, Warburton, Heaslip

8 05 2013
jose ignacio

Saludos Mario, soy Jose Ignacio Benito y colaboro con Goyo en Marca. Magnífico trabajo el tuyo aquí y antes, sé perfectamente los sacrificios que esto tiene, pero la satisfación personal es plena, porque lo que es la económica…. Quería hacer algo de los Lions pero después de esto callo y aplaudo este análisis, y por añadir mi opinión, 2 aperturas son pocos para una gira tan larga, si veo a Laidlaw y no a Youngs y que no esté el capitán de Inglaterra es casi pecado. Creo que el equipo necesita un Martin Johnson, el que ponga firmes al personal llegado el caso, de tres voces y todos teman más que respeten. La Capitanía es fundamental en estas giras, estando O´Donnell y BOD no entiendo la elección. Animo con esto.

9 05 2013
ornat

Gracias, José Ignacio. En todo caso de verdad yo preferiría que escribieras también tu análisis. Primero porque nadie cubrimos todas las posibles perspectivas y el cruce de opiniones, en acuerdo o desacuerdo, amplía la visión. Segundo, porque el espacio y los lectores que tenéis en Marca dedicados al rugby lo merecen. Siempre han sido referenciales para mí: como lector primero y como estructura para atender la mayor cantidad posible de aspectos del rugby después, cuando empecé a dedicarme a ello en As. No voy a poder evitar que tu comentario desate algunas frustraciones inevitables del episodio. Efectivamente, cubrir el rugby fue también para mí una obligación auto impuesta y agregada a mi trabajo diario para el periódico, que hice con enorme gusto, pero que en ocasiones amenazó con devorarme, sobre todo durante el 6N. Y todo ello, como subrayas, sin otra recompensa que la fundamental: escribir del deporte que nos apasiona. Es perfecto pero, cuando hablamos de trabajo todos sabemos que el trabajo comporta obligaciones a cambio de derechos, un matiz básico. Lejos de desanimarme, mi impulso fue tratar de reclutar a un par de personas que colaborasen en que el blog tuviera además una sección específica de rugby en la web, y que ahí se atendieran muchas más cosas, categorías, campeonatos y temas. Al estilo de Marca, por qué no decirlo. Como ya sabéis, el desenlace ha ido exactamente en la dirección opuesta.
Este blog es sólo un intento de mantener el contacto y seguir disfrutando con constancia del rugby y de la gente a la que me he aproximado en estos meses con Mamá, quiero ser pilier. Es evidente que no podrá tener ni la periodicidad ni la dedicación permanente que le profesé al original, en el periódico. Las circunstancias han cambiado de forma radical y hay muchas incertidumbres que resolver, pero intentaré seguir interesando a parte de quienes nos seguisteis en estos meses. Es lo menos que puedo hacer. O es lo que me apetece ahora mismo hacer.
Gracias otra vez, un abrazo.

7 05 2013
jsantafe

¡Muchas gracias por seguir informando del mundo del Rugby! La verdad es que no es nada fácil encontrar gente que le dedique tiempo a escribir sobre esto.
Una pregunta ¿tienes idea de si van a televisar los partidos de esta gira en España? He visto que lo pondrán por Sky y creo que ESPN, eso es todo, ¿no? Vamos, que al bar…

5 05 2013
Miguel

A mi me parece que Gatland ha usado unos parametros de seleccion diferentes en segun que jugadores. A algunos los ha llevado por su impresionante estado de forma actual, a otros por el nivel que se les presupone, unos van debido a que su estilo de juego es mas acorde al que quiere para su equipo y hay jugadores que van por los meritos adquiridos a lo largo de su carrera. De cualquier manera cualquier criterio de seleccion es tan discutible como valido y mas en una criba de esta magnitud.

No obstante en el tema Robshaw, sin ser yo enamorado del juego ingles ni de este jugador, creo que deberia estar en la lista. No es un tercera del estilo Gatland pero su rendimiento en el cesped es indiscutible, si bien no le daria para ser titular, si que le vendria fenomenal para cubrir ese “otro” estilo de rugby tan necesario en ciertos momentos de partido.
Como todos comentais, me falta Rory Best, ha hecho tan buen seis naciones o mejor que Hibbart en mi opinion, pero esta decision parece ser mas de la cuerdad de Rowntree que del propio Gatland. Como la eleccion de Vunipola o Stevens, sin entender mucho de la mecanica de la mele, creo que estos dos pueden estar un nivel por detras de los Jenkins, Cole, Jones y Healy.
Tom Croft al 100% es indiscutible, ahora, llegara en buen estado de forma a la gira? Me parece muy discutible su eleccion, mas aun cuando su compañero de seleccion Tom Wood ha mostrado un nivelazo de juego desde noviembre. Ademas me parece lo mas potable en el juego abierto de la tercera en el equipo ingles, y puede jugar en cualquier posicion del back row.
Lo de Connor Murray no lo entiendo, su nivel en el seis naciones no ha sido bueno, su estilo de juego no encaja con el de Gatland y parece ser que es el encargado de dejar fuera al escoces Laidlaw que ha hecho un seis naciones notable.
Siento una enorme curiosidad por saber cual es la linea elegida para los partidos grandes, todos me parece excelentes jugadores, hasta hace poco creia que el unico puesto seguro era el de Halfpenny en el zaguero pero si recordamos como se las gasta Kearny al 100% a uno le entran dudas.

Dicho todo esto habra que ver que Wallabies van seleccionados, siguiendo el superXV los equipos australianos me estan sorprendiendo muy muy gratantente, con chicos jovenes dando un nivel tremendo de juego y “viejos” conocidos retornando al maximo nivel despues de sus lesiones.

4 05 2013
Jun

Gran análisis, ya esta puesta la pestaña en favoritos.

Dejando a parte el tema Wilko, y que Stevens me chirria un moton, para mi lo peor son los talonas, Ford y Best son , en mi modesta opinión, mejores que Young y Hibbard.

En los medios, Laidlaw se merecia una oportunidad, puede ocupar ambas posiciones y lleva un gran año.

La segunda linea y los centros son brutales, cualquier combinación que alinee es potentísima.

Esperemos ver una serie divertida, ahora a esperar la convocatoria Aussie

4 05 2013
ornat

Sí, a mí los talonadores y los medios no acaban de convencerme. Hibbard me gustó en el 6N considerando que entraba de sustituto por las lesiones y fue levantando su nivel, pero no sé si tanto como para ser un Lion. Si no fuera galés, no sé… Es como que la posición ha salido algo barata en esta gira. Y Laidlaw es un nombre que aparece de inmediato como alternativa a lo que ha ido como número nueve, a excepción de Phillips al que veo por delante. Frente a Genia, nada menos, es de suponer. Veremos un bonito choque de estilos, aunque sólo sea por la fisonomía de los dos.

3 05 2013
fer_almogavar

pd- Jonatha Davies juega de segundo centro siempre, es Roberts el que es un 12 puro. Así que entonces no hay duda para mi: Roberts-BOD

Un saludo crack!

3 05 2013
ornat

Bueno, los dos errores son notables, gracias por subrayarlos: enseguida va la edición. Efectivamente he intercambiado a Roberts con Davies y a Croft (presencia que celebro) con Wood. A mí es que Youngs no me parece superior a ninguno, y no me convence del todo su innegable potencia en el juego abierto. Ross Ford? Por qué no… Creo que el mejor de todos, para mí, es Hartley. Aunque es verdad que no ha tenido su mejor año. Pero yo sigo viéndolo por delante si encuentra su punto físico y, también, mental.

8 05 2013
fer_almogavar

A mi también me gusta Hartley mucho. De echo aunque hubiese llevado a Ford y Best tendría mis dudas. Espero que Gatland al menos no ponga a Youngs por delante como hacen en Inglaterra…

De todas formas, por muchas dudas que nos genere la convocatoria yo creo que Australia lo tiene crudo. En delantera van a sufrir como cerdos y más sin David Pocock así que si los Lions saben llevar ahí los partidos se los van a llevar. La delantera es la que enterró a Australia en el mundial y creo que siguen igual

Los 3/4 si están los buenisimos son muy desequilibrantes, pero si precisamente saben hacer algo los centros de los Lions es placar y defender como salvajes. Y la tercera línea como comentas es capaz de correr como posesos detrás de las roturas que puedan hacer así que yo auguro victoria Lion. A ver que pasa…

3 05 2013
fer_almogavar

Espectacular Mario, tremendo análisis.

Suscribo todo lo que dices y me subo al carro de los defensores de Ryan, Best y Grant.

Es normal que Gatland “barra para casa” y lleve muchos galeses. Pero para mí, tanto Tipuric como Davies y Evans patinan.

¿No piensas que Ross Ford también podría haber tenido cabida por encima de Hibbard y Youngs?

Y te has liado con los Tom: Tom Croft es el que está convocado mientras que Tom Wood no.

Muchas gracias por el artículo, menuda forma de estrenar el nuevo blog

3 05 2013
mmmpuy

Increíble análisis. Creo también que uno de los grandes olvidados ha sido Rory Best, pero su mal lanzamiento de touch le ha podido costar la plaza. Grant también es otro que por méritos debería estar ahí.
Completamente de acuerdo en lo de Robshaw y Brown, es más, en mi opinión Brown es mejor que Robshaw, sólo hay que verlo jugando con Saracens. Al inglés tampoco le ha ayudado su bajo rendimiento en la parte final de la temporada.
Respecto a la pareja de centros, creo que se puede repetir esa combinación de leyenda Roberts-BOD, uno de los factores de su éxito era que se intercambiaban las posiciones de 12 y 13 continuamente en ataque. Aunque en defensa siempre eran Roberts 12 y BOD 13

Saludos

3 05 2013
ornat

Mea culpa con Rory Best. Efectivamente pensé en él, como es obvio, y luego yo también lo olvidé… Como Gatland. Injustamente en ambos casos. Soy muy poco afecto a Tom Youngs, y si hablamos de debilidad en el saque de touche, también el inglés la ha acusado en momentos de presión… Siempre he preferido a Hartley.
De acuerdo respecto a Brown/Robshaw: yo también creo que es mejor el escocés, aunque el texto pase por alto esa comparación. Ya que la sacas a colación, la suscribo. La pareja BOD/Roberts, en cualquier orden, es temible. Yo veo más fino a BOD y por eso lo intuyo de primer centro, pero quizás el enfoque sea otro, como apuntas. Va a ser uno de los intereses del equipo, ver cómo lo gestiona Gatland.

Gracias a todos. Un placer reencontrarlos de nuevo, nos seguimos viendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: